Última hora

Última hora

Las claves del nuevo Tratado de la Unión Europea

Leyendo ahora:

Las claves del nuevo Tratado de la Unión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

Tras las jornadas maratonianas de negociaciones, los 27 han llegado a un acuerdo sobre un nuevo texto que presenta varias novedades. La difunta Constitución europea rechazada en 2005 da paso a un Tratado europeo. No habrá términos que se refieran a la Unión como un estado supranacional.

El capítulo de Derechos Fundamentales conserva su valor, pero el Reino Unido dispondrá de una moratoria para su aplicación. Desaparece la figura del Ministro de Exteriores. El nuevo jefe de la diplomacia comunitaria será designado como “Alto Representante de la UE”.

Los 27 también han llegado a un acuerdo para implantar un nuevo sistema de votación en el Consejo de Ministros, tras el bloqueo incial de Polonia.

Dejando atrás el de mayoría cualificada con algunas excepciones que requerían unanimidad, se pasará al de “mayoría doble”. Para aprobar las medidas, éstas deberán contar el apoyo con el 55% de estados y que éstos representen al menos al 65% de la población.

Sin embargo, su instauración se producirá de forma progresiva entre 2014 y 2017, y no en 2009, como se pretendía. Aún después, las minorías contarán con herramientas para oponerse a las medidas con las que no estén de acuerdo. La Presidencia del Consejo también cambiará, poniendo fin al actual sistema de rotación semestral.

Los líderes de la UE elegirán un Presidente, que tendrá un mandato de dos años y medio, renovable una vez. Este cargo no podrá ser asumido por un Jefe de Estado o de Ejecutivo en funciones en su país. Esbozadas la esencia del texto, el camino hacia su aprobación aún es largo. La redacción final, a cargo de una Conferencia Intergubernamental, debería estar lista a finales de año.

Después debe llegar la ratificación de los estados miembros, posible de forma parlamentaria aunque algunos realizaran un referéndum, para antes de las elecciones europeas de junio de 2009.