Última hora

Última hora

Airbus aterriza en China para quedarse

Leyendo ahora:

Airbus aterriza en China para quedarse

Tamaño de texto Aa Aa

La empresa de Toulouse acaba de inagurar con sus socios chinos una planta de ensamblado donde se construirán dentro de cuatro años los superventas A320.

Es la primera vez que Airbus se lanza a la aventura de construir aviones fuera de sus fronteras. La ocasión se ha celebrado por todo lo alto. Los chinos quieren la tecnología aeronáutica europea, los europeos acceder a un mercado donde la demanda de aviones se multiplicará por cuatro en las próximas dos décadas. Boeing de momento domina los cielos de la República Popular.

Mientras en Berlín, los dos principales socios de EADS, matriz de Airbus, repiten que juntos sacarán adelante la empresa remontando las últimas turbulencias políticas.

La canciller Angela Merkel dice que “el gobierno alemán no quiere tener una participación directa en EADS. El equilibrio entre la parte de DaimlerChrysler y la del estado francés no es el problema de la empresa. De lo que se trata es de darle a la firma una sólida estructura.”

Y el primer ministro galo Francois Fillón agrega que “EADS debe funcionar igual que cualquier empresa industrial, pero respetando los intereses legítimos de Francia Y Alemania”.

En medio de una traumática reestructuración de su filial Airbus, EADS debe resolver aún sus rencillas internas y ofrecer a los inversores y clientes una gestión libre de consideraciones políticas.

Airbus podrá así aterrizar con éxito en nuevos mercados.