Última hora

Leyendo ahora:

En Francia la liberalización del mercado de la electricidad y del gas sigue su propia batuta


Redacción de Bruselas

En Francia la liberalización del mercado de la electricidad y del gas sigue su propia batuta

Los consumidores franceses están acostrumbrados a un sistema de precios regulados por el Estado, a menudo más bajos que los del mercado. Bruselas ya ha alzado la voz a Paris. Los usuarios podrán elegir a partir del domingo entre una decena de compañías pero como comienta Daniel Fougeron, militante de ATAC, la gente se muestra reticente.
Según él, “los proveedores siguen el precio del mercado que está sometido a los altibajos de la bolsa de la electricidad, de la energía…los proveedores pueden decidir por equis razones de aumentar sus tarifas”. El mercado eléctrico francés reposa en gran medida en sus plantas nucleares. Tanto en Francia como en otros países, muchas voces critican una falta de opciones real. Desde que comenzó la liberalización, los grandes dinosaurios se fusionan. El mercado está en manos de un puñado de empresas, verdaderos oligopolios que Bruselas también vigila de cerca. La verdadera liberalización no es posible, según el eurodiputado Alejo Vidal Quadras, porque no exite un mercado europeo de la energía. Vidal Quadras ha explicado que “si queremos un mercado energético, europeo, verdaderamente integrado con una liberalización completa y entera competitividad, todos los estados miembros deben funcionar con estas reglas comunes”.

Por su parte, Dominique Forest, portavoz de la asociación europea de consumidores
denuncia una liberalización del gas y la electricidad que no es real y cuesta cara al contribuyente. Según Forest, “la liberalización se está haciendo sólo a medias. Hace falta que los consumidores dispongan de una información transparente y comparable. Deberían poder cambiar de proveedor sin excesivos gastos y tendría que haber una verdadera competencia entre operadores. Es decir, una estructura de mercado mucho más competitiva para que los operadores ofrezcan ofertas verdaderamente ventajosas a los consumidores”

Actualmente los precios son más bajos en los países que dependen menos de las energías no-fósiles, como la nuclear. Es el caso de Francia. En otros como la República Checa la competencia no ha funcionado como estaba previsto y desde 2006 los precios ha multiplicado por dos. Según ciertos analistas las facturas seguirían otro ritmo en un mercado que deje sitio a los pequeños y medianos distribuidores.

Más sobre:

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

Redacción de Bruselas

Los europeos se enfrentan a un nuevo trabalenguas: la flexiseguridad