Última hora

Última hora

Socrates: "No soy el Tony Blair portugués"

Leyendo ahora:

Socrates: "No soy el Tony Blair portugués"

Tamaño de texto Aa Aa

Portugal asume la presidencia de turno de la Unión Europea de julio a diciembre. Con esta ocasión, el primer ministro portugués José Sócrates habla en exclusiva con EuroNews sobre su visión del continente y de sus relaciones entre los 27. Menciona las tres prioridades de su presidencia: el nuevo tratado, Brasil y Africa.

Hace un año que Portugal participa activamente en la agenda europea, gracias a las presidencias tripartitas, una innovación finlandesa, que asocia la presidencia en curso con las dos siguientes. Primero fueron pues Finlandia y Alemania. Este año Alemania y Eslovenia, que tomará el relevo el año que viene. Un sistema que José Sócrates elogia expresamente:

José Sócrates
Una cosa me ha sorprendido: el funcionamiento entre las tres presidencias ha sido tan positivo. Al comienzo, era escéptico, pero es verdad que está experiencia ha sido muy favorable. La decisión de compartir un programa a tres bandas ha dado más estabilidad a la agenda europea.

EuroNews
La presidencia alemana había fijado como objetivo relanzar la constitución europea. De alguna manera lo han logrado. ¿ Cuál es el objetivo que la presidencia portuguesa no debe fallar ?

J. S. Alemania ha logrado lo que quería para su presidencia: un mandato. Tenemos que transformar ese mandato en un tratado. Sabemos que las últimas aristas son las más difíciles, o sea donde surgen toda una serie de cuestiones delicadas. Pero estamos preparados. Va a suponer un gran esfuerzo, pero insisto, estamos preparados. Pienso que los europeos, los políticos europeos, la economía europea, los ciudadanos de este continente desean que superemos la crisis lo más rápidamente posible. No somos ni ambiciosos, ni excesivamente optimistas, porque no estamos dispuestos a acelerar el calendario. Creo que lo más importante es iniciar la Conferencia Intergubernamental lo antes posible. Y lo vamos a hacer el 23 de julio, vamos a intentar que se terminen los trabajos de concertación y negociación lo antes posible para que en la próxima cumbre de octubre, los líderes puedan debatir el texto y aprobarlo.

EN
Y este nuevo tratado ¿será sometido en Portugal a un referendum?

J. S.
Bueno, creo que es prematuro discutir el método de ratificación de un tratado que no existe. No tenemos tratado. Tenemos un mandato para redactar uno. ¿Es que alguien sabe cómo será el texto? Nadie. Por esa razón me parece prematuro discutir la cuestión de la ratificación antes de conocer el contenido del texto. Pienso que despúes tendremos que abrir un debate sobre el asunto y estoy preparado para hacerlo.

EN
Una de las cosas que ya se saben respecto al nuevo tratado es que el sistema de voto por doble mayoría no entrará en vigor antes de 2014, con un periodo de transición que va hasta 2017. ¿Es que eso implica diez años de parálisis para Europa?

J. S.
Como sabe, me gustaría que entrara en vigor inmediatamente. Pero sucede que los tratados entran en vigor sólo cuando así lo deciden los 27. Fue el compromiso posible. Y creo que eso es lo razonable. Si un país tiene temores, si estima que sus intereses estratégicos están en juego, ese aplazamiento es razonable. Pero comprendo la posición polaca y pienso que el acuerdo al que hemos llegado es el acuerdo que ha permitido a Europa avanzar. La verdad es que antes nos detuvimos, ahora ya estamos avanzando.

EN
¿Qué actitud piensa adoptar la presidencia portuguesa respecto a los hermanos Kaczynski?

J. S.
Portugal mantiene un diálogo perfecto con Polonia. Polonia tiene mucho interés en la evolución y profundización del proyecto europeo. Sabe que Europa es un gran espacio en el que puede afirmarse y defender sus propios intereses.
Además, como usted sabe, porque somos una Unión, todos somos imprescindibles.

EN
En cuanto al Reino Unido, qué piensa de Gordon Brown, ¿será más fácil o más difícil trabajar con el que con Tony Blair ?

J. S.
No conozco a Gordon Brown. Espero encontrarle pronto. De hecho tendremos una reunión prevista para el 7 de julio. Pero puedo decirle que con Tony Blair, que es un político muy realista y muy pragmático, siempre ha existido un entendimiento, porque Blair es un político europeísta. Naturalmente conoce la singularidad de Inglaterra y en el Consejo siempre ha defendido posiciones muy claras, que han permitido que Gran Bretaña continúe a bordo del barco europeo, pero manteniendo aquellas cosas que los ingleses consideran con una sensibilidad muy propia de ellos.
No conozco a Gordon Brown. Espero encontrarle pronto. De hecho tendremos una reunión prevista para el 7 de julio. Pero puedo decirle que con Tony Blair, que es un político muy realista y muy pragmático, siempre ha existido un entendimiento, porque Blair es un político europeísta. Naturalmente conoce la singularidad de Inglaterra y en el Consejo siempre ha defendido posiciones muy claras, que han permitido que Gran Bretaña continúe a bordo del barco europeo, pero manteniendo aquellas cosas que los ingleses consideran con una sensibilidad muy propia de ellos.

EN
Los medios le comparan a usted con Tony Blair. Le llaman el “Blair portugués”…

J. S.
Es un gran cumplido. Pero no lo merezco.

EN
Pourquoi pas?

J. S.
ienso que Tony Blair ha hecho una hermosa contribución al programa político de centro izquierda en Europa. Fue muy importante en el sentido de la apertura, en el sentido de la promoción de una izquierda cosmopolita y abierta, una izquierda menos defensiva, más ofensiva y reformista. Pienso que en ese papel ha sido imprescindible y por ello pienso que alguien como yo que apenas ha estado al frente del gobierno portugués dos años y medio no merece ser comparado a Tony Blair.

EN
En cuanto a la política exterior, la presidencia portuguesa se inicia con una cumbre con Brasil.

J. S.
No escondo mi gran satisfacción de arrancar nuestra presidencia precisamente con una cumbre con Brasil, país hermano de Portugal. Europa ya ha celebrado cumbres con Rusia, con China y con India. Pero no había organizado ninguna con Brasil. Si Europa desea dotarse de una política amplia y coherente con el grupo BRIC [Brasil, Rusia, India y China] hay también que integrar a ese país sudamericano en las cumbres.

EN
Una de sus prioridades es dar nuevo impulso a las relaciones con Africa.

J. S.
Entre 2000 y 2007, no hemos tenido nunca un diálogo estructurado políticamente e institucionalizado con Africa. Eso no puede continuar así. Europa ya había decidido realizar una cumbre con Africa durante la presidencia portuguesa. Porque hay muchas cuestiones abiertas que necesitan esta diálogo : las cuestiones del desarrollo, y los asuntos relativos a los flujos migratorios. También todo lo relacionado con las enfermedades endémicas y la lucha contra la pobreza. Por último el asunto del desarrollo sostenible.

EN
Fue durante la última presidencia portuguesa que se estableció la Agenda de Lisboa. ¿Usted cree que en 2010 Europa podrá ser la economía más competitiva del mundo con una situación de pleno empleo?

J. S.
Europa está en fase de recuperación. No sólo va mejor, sino que podemos decir que la Agenda de Lisboa está comenzando a dar resultados. Hicimos una muy buena revisión de la agenda en 2005. La tarea delante de nosotros, actualmente, es una nueva revisión, un nuevo ciclo para la Agenda de Lisboa. Y pienso que Portugal está en condiciones de hacer este trabajo. Estamos preparados para hacerlo, guardando siempre esta pureza original de la estrategia de Lisboa: tiene una dimensión económica muy importante, la de la competitividad, pero también una dimensión social y otra medioambiental.