Última hora

Última hora

El puente emblemático de Praga cumple 650 años

Leyendo ahora:

El puente emblemático de Praga cumple 650 años

Tamaño de texto Aa Aa

Este lunes, en Praga, los checos celebran el 650 aniversario de la construcción de uno de los monumentos más emblemáticos de la capital: el puente de Carlos.

Según la leyenda, el rey Carlos I de Bohemia, aconsejado por astrólogos, ordenó que las obras de construcción empezasen a las 5 y 31 minutos de la madrugada del 9 de julio 1357 al formar esta fecha y esta hora una serie de cifras supuestamente mágica: 1-3-5-7-9-7-5-3-1. Y exactamente a la misma hora, seis siglos y medio más tarde, el alcalde de Praga, Pavel Bern ha repetido el gesto de golpear con un pico la piedra de asentamiento.

Construido por el arquitecto Peter Parler, el puente de Carlos se convirtió en uno de los más grandes de su época: 515 metros de largo por nueve de ancho. Y 16 arcos que han resistido a todas las crecidas del río Moldava. Hasta mediados del siglo XIX, el viejo puente era la única vía de comunicación entre las dos orillas de Praga y, por añadidura, entre el este y el oeste de Europa.

A finales del siglo XVII el puente de Carlos fue ornamentado con treinta y una esculturas de estilo barroco situadas en los flancos. Hoy en día el puente es peatonal y recibe la visita de 4 millones de turistas cada año. Los praguenses también se sienten muy identificados con el monumento, hasta el punto de que la decisión de alquilarlo por un día a una empresa de productos de lujo, el año pasado, suscitó tal malestar que el proyecto fue anulado.

Tras la celebración del aniversario, el puente Carlos va a someterse a una larga restauración, pero seguirá siendo visitarle. Se trata de que el viejo puente Carlos dure, como mínimo, 650 años más. Y siga siendo el símbolo de una de las ciudades más bellas de Europa.