Última hora

Última hora

Éxitos y obstáculos de la euroorden

Leyendo ahora:

Éxitos y obstáculos de la euroorden

Tamaño de texto Aa Aa

Las cifras demuestran la eficacia de la orden de detención europea: En 2005, un total de 6.900 euroórdenes emitidas, el doble que el año anterior, permitieron localizar y arrestar a 1.700 personas. Sin embargo, la euroorden tropieza todavía con obstáculos, derivados de las diferencias entre las legislaciones nacionales.

Eurojust es la oficina de la Unión Europea con base en La Haya que coordina la actividad de los fiscales europeos. Aquí están representados los 27 estados miembros. Su presidente es el fiscal británico Michael Kennedy: “Hay problemas derivados de la definición de libertad individual que hace cada estado miembro. Pero éstos se han superado: las Constituciones han cambiado, se ha mejorado el funcionamiento de los tribunales constitucionales y supremos, la legislación se ha modificado para hacer una mayor efectividad. Así ha sido en muchos estados incluido el mío, Reino Unido”.

Todavía hay muchos conflictos jurisdiccionales transfronterizos entre tribunales, especialmente cuando se trata de delitos perpetrados en dos países diferentes. Eurojust puede proponer una solución, pero su opinión no es vinculante. La euroorden se basa en el reconocimiento mutuo de diferentes legislaciones, según el fiscal portugués miembro de Eurojust José luis Lópes da Mota: “Si conseguimos encontrar una base legal que permita a un país tener competencia para juzgar delitos cometidos fuera de su territorio, tendremos una herramienta para coordinar a los tribunales”.

Entre los importantes avances, la notable reducción de los plazos de extradición: se pasó de 15 días en 2004 a 11 al año siguiente, una media que contrasta con los 18 meses que había que esperar antes de la existencia de la euroorden.