Última hora

Leyendo ahora:

No hay clemencia para las enfermeras bulgaras y el médico detenidos en Libia


Mundo

No hay clemencia para las enfermeras bulgaras y el médico detenidos en Libia

El Tribunal Supremo libio ha confirmado la condena a muerte dictada el pasado diciembre para los seis, acusados de contagiar deliberadamente el virus del SIDA a más de 400 niños, 56 de los cuales murieron. Se trata de la última instancia judicial a la que podían apelar los acusados, que aseguran que la policía les torturó para obtener la confesión. El caso pasa a hora al Alto Consejo Judicial, que tiene poder para conmutar o anular la sentencia y se pronunciará la semana que viene. La Fundación Gadafi, que negocia una solución con la Unión Europea, informó ayer de que se había llegado a un acuerdo de compensación económica que cerraba la crisis, aunque este extremo no ha sido confirmado por Sofía.
La Comisaria Europea de Exteriores Benita Ferrero-Waldner ha pedido clemencia a Trípoli tras conocerse la decisión del Supremo. En la capital búlgara la historia, que se remonta a 1999 y ha pasado por divesas fases el juicio se repitió dos veces se vive como una pesadilla. Svetlana Koleva asegura que son inocentes: “Conozco a Nasia Nenova del colegio y es una persona maravillosa, honesta y comepetente. Ojalá todos los pacientes tuvieran una enfermera como ella” dijo. Un estudio independiente de científicos occidentales afirma que el brote del virus comenzó antes de que los profesionales llegaran a Libia.