Última hora

Última hora

Satisfacción y cautela tras la clemencia de la justicia libia para las enfermeras búlgaras

Leyendo ahora:

Satisfacción y cautela tras la clemencia de la justicia libia para las enfermeras búlgaras

Tamaño de texto Aa Aa

Un suspiro de alivio ha recorrido Bulgaria al conocerse que el Alto Consejo Judicial libio ha conmutado la condena a muerte de las cinco enfermeras y el médico palestino acusados de contagiar el sida deliberadamente a centenares de niños. El Gobierno de Sofía ha iniciado ya los trámites de extradición para que los seis el médico ha obtenido la nacionalidad búlgara puedan cumplir la pena en Bulgaria, incluso ser indultados.

“Es una pena que sigan encarceladas allí, es mejor que traerlas de vuelta” decía una señora en las calles de la capital. Otro hombre iba más allá: “Creo que son inocentes y deberían volver libres”

La UE, principal artífice del acuerdo de compensación económica para las familias de los niños infectados que ha evitado la condena a muerte, también se ha felicitado aunque, como reconoce la Comisaria Europea búlgara Meglena Kuneva, nadie respirará tranquilo hasta que los seis profesionales sanitarios estén en Bulgaria.

Las indemnizaciones, de algo más de 700.000 euros por familia han sido polémicas porque para muchos, supone reconocer la culpabilidad de los cooperantes.

La Comisaria Europea de Exteriores Benita Ferrero Waldner rebate ese punto de vista: “No hemos pagado un rescate, lo que hemos hecho es dar asistencia a proyectos humanitarios y asistencia técnica” decía, a pesar de que las agencias informan de que los familaires están recibiendo chueques, que van rápidamente a convertir en efectivo.

Se espera que con la extradición termine el calvario para las enfemeras y el médico, tras ocho años encarcelados por un crimen, que varios estudios científicos demuestran que no cometieron.