Última hora

Última hora

El lunes se conocerá el primer borrador del nuevo Tratado para la UE

Leyendo ahora:

El lunes se conocerá el primer borrador del nuevo Tratado para la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Polonia y el Reino Unido tienen al resto de la UE con el corazón en un puño. El próximo lunes la Presidencia de turno portuguesa presentará el primer borrador del futuro Tratado que deberá sustituir a la malograda Constitución Europea. Los “veintisiete” celebrarán en Bruselas la Conferencia Intergubernamental, una cumbre crucial para el futuro del bloque.

“En principio todos han dado su acuerdo formal al contenido del texto recordaba el europarlamentario francés y allegado de Nicolas Sarkozy, Alain Lamassoure. En Polonia fueron el presidente y el primer ministro los que se encargaron de hacerlo y en el Reino Unido, Tony Blair y su sucesor Gordon Brown. Así que esperamos que la cumbre del lunes sea un debate sobre la forma del tratado y no sobre el contenido”, concluía esperanzado.

Los expertos, sin embargo, se muestran precavidos, a pesar del acuerdo alcanzado por los veintisiete, y no descartan sorpresas de última hora, sobre todo por parte del recién estrenado gobierno británico.

“Gordon Brown tiene que convencer a la población británica y a los medios de comunicación subrayaba Marco Incerti, analista del Centro de Estudios Políticos Europeos. Y seguramente su decisión no sólo dependerá del contenido del tratado, sino también de la batalla entre los laboristas y los tories, de la situación interna del Reino Unido y de los sondeos de opinión”.

Hay quien sostiene incluso que Brown podría llegar a convocar un referéndum popular para ratificar el nuevo texto con el objetivo de cubrirse las espaldas ante los posibles ataques que pueda lanzarle la oposición conservadora. Aunque, según Richard Corbett, miembro de la Convención, eso no tendría ningún sentido.

“Sería un poco estúpido por su parte comentaba pedir un referéndum cuando siempre ha defendido el pragmatismo. Es como si sometiera al voto popular el hecho de ampliar el mandato de la presidencia europea de seis a treinta meses. La gente diría: se ha vuelto loco”

Dentro de tres días sabremos hasta qué punto se pusieron de acuerdo los veintisiete el pasado mes de junio y si es necesario volver a poner orden.