Última hora

Última hora

Los inversores pendientes de las elecciones en Turquía

Leyendo ahora:

Los inversores pendientes de las elecciones en Turquía

Tamaño de texto Aa Aa

El capital internacional desea que el gobierno que salga de las urnas mantenga el actual marco económico y jurídico, porque en los últimos cinco años, Turquía se ha convertido en una de las economías emergentes más bozantes del mundo, como ha demostrado desde 2002 la bolsa de Estambul.

Ugur Gurses, analista del diario turco Radical, explica que “si continúa la estabilidad política, la economía turca seguirá siendo atractiva y ofreciendo elevadas rentabilidades a los inversores.”

Los indicadores macroeconómicos hablan efectivamente de un país dinámico. El crecimiento el año pasado fue del 6%, la inflación supera el 9 , y el desempleo se sitúa bajo el 10. Durante los cinco años de mandato del partido AK, el ingreso per capita ha pasado de 2150 euros anuales a 3900 euros.

La lira turca se ha recuperado de las devaluaciones salvajes de 2001. El gobierno del primer ministro Erdogan ha dejado de imprimir moneda sin respaldo, mientras las arcas públicas se han saneado gracias a los 24.000 millones de euros obtenidos con las privatizaciones.

El estado ha afinado su maquinaria impositiva para descontento de muchos , que ahora son contribuyentes. El milagro económico turco también se ha gestado gracias al Fondo Monetario Internacional, que concedió un préstamo de 7.000 millones de euros, a cambio de esa disciplina fiscal.