Última hora

Última hora

Cecilia Sarkozy mucho más que una primera dama

Leyendo ahora:

Cecilia Sarkozy mucho más que una primera dama

Tamaño de texto Aa Aa

Cecilia Sarkozy, la esposa del presidente francés, ha sido a los ojos de muchos búlgaros la persona que ha liberado a sus enfermeras. Su presencia en Sofía, junto a las autoridades comunitarias y a los familiares de los acusados, está provocando todo tipo de reacciones políticas, en Francia. Desde el Partido Socialista, Pierre Moscovici, que fue ministro de Asuntos Europeos en el gabinete Jospin, ha sido explícito: “Si se trata de un asunto humanitario, entonces no resulta ilógico que la señora Sarkozy haya estado allí, porque este podría ser el papel de la primera dama de Francia. Pero si es una cuestión política, estamos ante un método diplomático que censuro totalmente”. “La segunda cosa que nos preguntamos, dice un diputado de “los verdes” es de qué sirve el ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner. Quizás el presidente de la República ha decidido substituirlo por su mujer”. Bien, ¿y qué ha dicho el presidente francés?

“No hay que teorizar más sobre una nueva organización de la diplomacia francesa, sobre el estatus de la esposa del jefe del Estado, o no se de qué otras habladurías. Había que liberar a las enfermeras, son libres y eso es lo que cuenta”. El presidente ha destacado el papel de su esposa, que ha calificado de remarcable en todo el proceso que ha terminado, con final feliz, en Bulgaria. París quiere aprovechar el tirón para trabajar en la liberación de la birmana, Sang Suu-Kyi, en arresto domiciliario, y de la colombiana, Ingrid Betancourt, secuestrada por la guerrilla de las FARC. Cecilia Sarkozy no desea ser víctima ni de la fama, ni de su imagen, en una función, en un papel, el de primera dama, que está totalmente definido y acotado.