Última hora

Última hora

La amenaza de las inundaciones se desplaza hacia el este de Inglaterra

Leyendo ahora:

La amenaza de las inundaciones se desplaza hacia el este de Inglaterra

Tamaño de texto Aa Aa

Mientras las vastas áreas del oeste de Inglaterra afectadas por las inundaciones tratan de levantar salir adelante tras la catástrofe… La amenaza se mueve hacia el este. Poblaciones como Reading y Windsor se preparan para vivir, ellas también, escenas como éstas porque, según las autoridades, que el Támesis se desborde en las próximas horas es inevitable.
La escasez de agua potable sigue siendo la gran preocupación, a pesar de que el ejército distribuye millones de botellas diarias.

Lo explica el responsable de Inundaciones del ejecutivo John Healey. Reconoce, además, que pueden pasar unos días, o algo más, hasta que se restablezca el agua corriente, para que la gente disponga de ella en su vida diaria. La vuelta a la normalidad, añade, puede tardar algunos meses.

Se calcula que unas 4.500 casas han quedado inundadas, y que 350.000 personas no tienen agua potable. Tewkesbury ha visto la cara más dramática de las lluvias torrenciales. Su responsable de protección civil Chris Shaw, comenta: “Nuestro mayor temor es cómo la gente va a poder gestionar sus propios residuos, sin que funcionen sus cuartos de baño. Por eso, les que pedimos que tengan cuidado, que no cometan imprudencias, que esperen a que pongamos los medios a su disposición”.

Para recuperar el ritmo normal, el Gobierno ya ha anunciado que destinará 15 millones de euros suplementarios a paliar las secuelas de estas inundaciones, las prores de las últimas seis décadas.