Última hora

Última hora

Vuelven a volar cuchillos entre Moscú y Londres.

Leyendo ahora:

Vuelven a volar cuchillos entre Moscú y Londres.

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente ruso se ha despachado agusto este lunes criticando la hipocresía según él del gobierno británico, que le pide al Kremlin la extradición de Andrei Lugovoi, pero se niega a repatriar a Rusia a los magnates exiliados en Gran Bretaña. Escuchen lo que les contaba Vladimir Putin ante un grupo de jóvenes en un campamento de verano.

“Sabéis que hay treinta personas ocultas en Londres que están perseguidas por haber cometido crímenes gravísimos les decía el jefe del Kremlin a propósito de empresarios como Boris Berezovsky. Y sabéis que ahora nos insultan exigiendo que les entreguemos a un ciudadano ruso cuando nuestra ley no lo permite. Quieren que cambiemos nuestra constitución para complacerlos. Es una idea descerebrada. Completamente descerebrada repetía Putin Y sabéis por qué siguen teniendo ese tipo de razonamientos, porque siguen atrapados por el rudimentario espíritu colonialista que todos hemos conocido”

La reacción del presidente ruso responde al nuevo llamamiento que ayer le envió el primer ministro birtánico. Gordon Brown le recordó que tiene la responsabilidad de entregar a Scotland Yard a Andrei Lugovoi, un ex-espía ruso que, según la justicia británica, podría explicar la muerte por envenenamiento de Alexandre Litvinienko, el antiguo miembro del KGB que falleció envenenado en Londres poco después de declarar que el Kremlin intentaba asesinarle.