Última hora

Última hora

Rusia y Bielorrusia, otro desencuentro energético

Leyendo ahora:

Rusia y Bielorrusia, otro desencuentro energético

Tamaño de texto Aa Aa

Moscú ha decidido postergar indefinidamente la concesión de un crédito de 1.100 millones de euros con el cual Minsk se proponía pagar el suministro de gas de su gran vecino del Este. Los primeros ministros de Rusia, Mijail Fradkov, y de Bielorrusia, Seregi Sidorski han celebrado una infructuosa reunión, a pesar de que ambas partes hayan restado importancia al fracaso. La dependencia energética de Bielorrusia es flagrante. Anualmente Moscú exporta al regimen de Lukachenco 21.700 metros cúbicos de gas, más de 21 millones de toneladas de crudo y 3.3 Terawatios hora de electricidad.

El gigante estatal rusa Gazprom es el principal suministrador y tiene así a Bielorusia a su merced. Desde que esa empresa duplico los precios del gas a comienzos de año, Minsk arrastra una galopante deuda energética. Aunque dispone del efectivo para pagarla, si lo hace la situación financiera del estado bielorruso se vería seriamente afectada. Moscú tiene interés en que el problema se arregle, porque Bielorrusia es también territorio de tránsito del gas ruso hacia los grandes mercados de Europa Occidental.