Última hora

Última hora

Rusia reclama derechos en el Ártico

Leyendo ahora:

Rusia reclama derechos en el Ártico

Tamaño de texto Aa Aa

Misión cumplida, la bandera rusa contenida en una cápsula reposa, ya, en el lecho del Océano Glacial Artico, a 4.261 metros de profundidad. Uno de los batiscafos empleados en esta misión, sin precedentes, se encuentra ya a flote, tras más de 8 horas de expedición. Una misión científica con un valor estratégico vital, ya que Rusia busca pruebas geológicas para demostrar que el lecho marino de una vasta zona del Polo Norte, rica en hidrocarburos, es la continuación de su plataforma terrestre. En la superficie, asistían a los dos sumergibles un buque laboratorio y un rompehielos nuclear y más de un centenar de científicos que integran la expedición Ártico 2007, que planea nuevas inmersiones. Rusia planta su bandera en el Polo Norte a 4.261 metros de profundidad, va en esta cápsula que contiene también un mensaje para las generaciones futuras. Los batiscafos rusos, Mir- 1 y Mir-2 se han posado allí donde nadie ha llegado antes, en el fondo marino del Océano Glacial Ártico. Se trata de una misión científica con que la que Rusia quiere reclamar derechos en una vasta región polar, rica en hidrocarburos.