Última hora

Última hora

Canadá y Dinamarca contratacan en la lucha por la soberanía del Artico

Leyendo ahora:

Canadá y Dinamarca contratacan en la lucha por la soberanía del Artico

Tamaño de texto Aa Aa

La guerra por el Artico es ya una realidad. Tras el paso simbólico de Rusia hace unos días, ahora es Canadá, con su primer ministro, Stephen Harper, quien reivindica la soberanía sobre las tierras del gran Norte. El país norteamericano no se limita a banderas. Va a realizar una expansión militar en las tierras polares de soberanía ya reconocida, con un nuevo puerto para su Armada y un centro de entrenamiento para sus fuerzas especiales polares. El propio Harper ha dejado claro que el principio esencial en el Artico es “usarlo o perderlo”, o lo usas u otro lo usará por ti, lo que equivaldría en la Península a “quien se fue a Sevilla, perdió su silla”. Y es que Canadá no es la única nación en haber reaccionado a la iniciativa rusa por la soberanía de un Continente que escondería bajo sus hielos gigantescas reservas de petróleo, gas y minerales. Dinamarca por su lado ha lanzado una expedición científica con la que pretende demostrar que la cordillera submarina Lomonosov, es una extensión geológica de su región más septentrional, Groenlandia. Esto le daría soberanía sobre buena parte de las tierras polares, incluido el polo norte, bajo cuyas aguas, ya ondea la bandera que los rusos plantaron en el lecho marino gracias a dos mini submarinos.