Última hora

Última hora

Las ayudas internacionales que comienzan a llega a Perú no impiden el hambre

Leyendo ahora:

Las ayudas internacionales que comienzan a llega a Perú no impiden el hambre

Tamaño de texto Aa Aa

Son escasas, tardan demasiado y no se pueden repartir bien, por lo que la gente se lanza al pillaje para hacerse con algo que llevar a la boca. La policía de la población de Ica intenta evitarlo. Esta ciudad, situada al sur de Lima, es una de las más afectadas por el seísmo del pasado jueves junto a sus vecinas Chincha y Pisco.

Algunos servicios como la telefonía vuelven a funcionar mientras que los esfuerzos para encontrar supervivientes continúan. Se cree que todavía pueden haber muchas personas atrapadas entre las ruínas de la principal iglésia de Pisco, en un hotel y en otros dos edificios.

Ahora los habitantes de Pisco, la ciudad más afectada por el terremoto y que ha quedado destruída en un 70 por ciento, se afanan en conseguir agua y ataúdes para enterrar a sus seres queridos. Por el momento el terremoto, de 8 grados en la escala de Richter, ha dejado al menos 510 muertos, unos 1.500 heridos y 80.000 damnificados.

El presidente Alan García, ha pedido calma y ha prometido que nadie morirá ni de sed ni de hambre. También ha avisado que el gobierno no va a permitir el pillaje. Ahora los afectados tendrán que esperar a que se reparen las infraestructuras, gravemente dañadas, para que la ayuda internacional pueda ser bien repartida.