Última hora

Última hora

El sur de Perú comienza a sumirse en el caos tras el terremoto

Leyendo ahora:

El sur de Perú comienza a sumirse en el caos tras el terremoto

Tamaño de texto Aa Aa

Centenares, entre las miles de personas que lo han perdido todo al sur de Perú huyen hacia el norte, a casa de sus familiares, escapando del caos que se ha apoderado de las zonas más afectadas por el terremoto del pasado miércoles. El Gobierno ha reforzado la seguridad con 1.000 militares en las calles de Pisco, la ciudad más afectada y desplegará otros 400 para evitar los robos y saqueos.

El presidente Alan García le restaba importancia, pero los voluntarios españoles denuncian la falta de seguridad. “En Chincha he encontrado que muchas personas creen que todo grupo de gente que pasa son delincuentes. Hay un cierto pánico” decía García.

“No hemos visto a las fuerzas de seguridad cuando nos hacían falta” replica un bombero voluntario español. “Yo no tengo por qué tener que tirarme al suelo, encima de me hago 14.000 kilómetros, me he pagado de mi bolsillo el billete, he pagado para que venga el perro y encima me estén tiroteando”

Quienes no tienen la suerte de tener familiares al norte tienen que convivir con las colas en la distribución de agua y alimentos que según denuncian las víctimas se está retrasando demasiado a pesar de la rápida reacción de la comunidad internacional y con los saqueos.

Las víctimas se refugian en la religión, especialmente los devotos de la derruida iglesia de San Clemente de Pisco donde ya se habla de milagros, porque, aunque murieron decenas de fieles, sobrevivió un bebé, y las imágenes sagradas quedaron intactas.