Última hora

Última hora

La ayuda se distribuye con dificultad en Perú

Leyendo ahora:

La ayuda se distribuye con dificultad en Perú

Tamaño de texto Aa Aa

Los equipos de rescate sólo hallan cadáveres en las regiones peruanas más afectadas por el terremoto de magnitud 8 que sacudió la banda costera la semana pasada. La situación es cercana al caos en la zona de Pisco, donde la ayuda llega poco y mal y los saqueos no cesan, a pesar de que el Ejército ha reforzado las medidas de vigilancia. En Pisco han quedado destruidas el 80 por ciento de las viviendas, construidas principalmente de adobe, material propenso a colapsar y sofocar a las personas atrapadas en sus escombros. De ahí que no haya casi esperanzas de encontrar supervivientes.

Desde el jueves pasado, Perú ha vivido más de 440 réplicas del devastador seísmo, la última este domingo ha provocado una víctima mortal en Ica.

Los presidentes de Perú, Alan García y de Colombia, Álvaro Uribe, de visita a Pisco han prometido reconstruir el área afectada íntegramente. No faltarán las ayuda, promete García, aunque ya de momento la internacional no se está distribuyendo al ritmo que se necesita.

La lista de muertos, eso sí, aumenta a diario. Ya se han contabilizado más de 500 cadáveres, más de 1.000 heridos y más de 80.000 damnificados. Y las cifras no son definitivas.