Última hora

Última hora

Polémica tras las propuestas antipedofilia de Sarkozy

Leyendo ahora:

Polémica tras las propuestas antipedofilia de Sarkozy

Tamaño de texto Aa Aa

Crece la polémica sobre las medidas para luchar contra los crímenes de pedofilia propuestas por el presidente francés. Una semana después de que un pederasta reincidente y recién excarcelado violase a un niño de cinco años, Nicolas Sarkozy propuso que los condenados por pederastia cumplan enteramente sus condenas y pasen un examen médico antes de recuperar la libertad.

Tras reunirse con varios de sus ministros, el presidente francés abogó también por la creación de hospitales especiales para ese tipo de delincuentes. “Cuando hayan cumplido su pena, -dijo los delincuentes sexuales serán examinados por una comisión médica. Si los facultativos consideran que siguen siendo peligrosos, tendrán que ir a un hospital especial”

Alemania cuenta ya con ese tipo de establecimientos, pero la idea sigue sin cuajar. François Bes del Observatorio Internacional de Prisiones explica por qué. “Una medida restrictiva tras el cumplimiento de una pena no tiene sentido afirma. Lo normal es que el tratamiento tenga lugar mientras se cumple la condena. Hacerlo después es no querer reconocer las carencias actuales”

Si la idea de Sarkozy prospera, antes de salir del centro hospitalario, los internos tendrán que cumplir dos condiciones: la primera llevar un brazalete GPS que permita localizarles en tiempo real. La norma se aplica ya en Estados Unidos, Suecia, Gran Bretaña y Holanda.

La segunda condición es aceptar la castración química, es decir, someterse regularmente a un tratamiento hormonal. Los facultativos señalan que esa medida reduce el riesgo de reincidencia sin eliminarlo por completo.

Serge Stoleru, psiquiatra: “Hay que precisar que es una medida reservada a los casos de pedofilia grave, y por grave me refiero a un pedófilo que reincide porque no consigue controlar sus pulsiones porque son demasiado intensas. Es un tratamiento que no se puede parar y que no debe ser prescrito sin psicoterapia”

Ese es el verdadero problema de fondo: debido a la falta de medios, pocos condenados por delitos sexuales reciben tratamiento psicológico adecuado.