Última hora

Última hora

Los incendios llevan al Gobierno griego a declara el Estado de Emergencia Nacional en todo el país

Leyendo ahora:

Los incendios llevan al Gobierno griego a declara el Estado de Emergencia Nacional en todo el país

Tamaño de texto Aa Aa

Los dramáticos incendios que han provocado más de 40 víctimas mortales en las últimas 36 los más mortíferos de los últimos años a nivel mundial han llevado al ejecutivo, acusado de no haber actuado a tiempo, a declarar el estado emergencia.

El primer ministro Costas Karmanlis ha dicho, en un discurso a la nación que “tantos frentes en tantos sitios” no pueden ser casualidad y que “los culpables serán encontrados y castigados” además de declarar una jornada de duelo oficial.

Aparte de los 30 focos que arrasan el sur del país, dos nuevos incendios amenazan ahora poblaciones cercanas a Atenas.

Un monasterio ha sido evacuado y la principal autopista que conecta la capital con la ciudad ha sido cerrada por el incendio que se ha declarado en el monte Imitos, al noreste de Atenas. Pero la región más castigada es la penísula del Peloponeso, al sur del país, especialmente en los alrededores de la localidad de Zaharo,la zona en la que se han producido todas las víctimas mortales.

El Gobierno ha pedido ayuda a la Unión Europea. Francia y España han respondido con rapidez, pero el fuerte viento, además de avivar las llamas, complica la utilización de medios aéreos.

Antonis Babis, habitante de Artemida, en el Peloponeso, dice haber visto varias personas calcinadas, irreconocibles, por las calles. “Y no sé dónde está mi mujer, qué le voy a decir” contaba.

Para otros el problema es la falta de ayuda y coordinación por parte del Gobierno “Todo el pueblo estaba en llamas y aquí no ha venido nadie, sólo los vecinos” explicaba Fitis Stavropoulos.

“He pasado la noche aquí sola”, cuenta la anciana Dimitra Vlasopoulou con un hilo de voz. “No he visto a nadie. Cómo podía irme, si no tengo ningún medio de transporte”.

Desde el pasado mes de junio se han declarado más de 3.000 incendios que han calcinado una superficie de 100.000 hectáreas en Grecia, en un verano con temperaturas que han superado los 40 grados.