Última hora

Última hora

El velo de la discordia en Turquía ¿Libertad religiosa o símbolo de islamización?

Leyendo ahora:

El velo de la discordia en Turquía ¿Libertad religiosa o símbolo de islamización?

Tamaño de texto Aa Aa

El pañuelo con el que se cubre la mujer del nuevo presidente de Turquía sigue en pleno centro de la polémica, pero Hayrunisa, que no pudo ir a la Universidad por llevar el ‘hiyab’ no está dispuesta a renunciar a la revancha 19 años después. Para los poderosos círculos laicos del país el velo de la primera dama es una amenaza del islam político contra el secularismo y una provocación sin precedentes.

“Quién tiene la cabeza cubierta es Abdulá Gull. Personalmente, no me importa que su mujer lleve velo. Pero imagínese que como jefe de Estado acude a una recepción en la que todo el mundo viste a la occidental, y su mujer es la única que parece recién salida de un país saudí”, explica una ciudadana.

Otros creen sin embargo que la llegada de Hayrunnisa hará que muchas mujeres turcas puedan vivir plenamente su religiosidad. El velo está proscrito en las instituciones públicas, en los colegios y en las universidades. Hayrunisa denunció en Estrasburgo que la Universidad la rechazó por llevar ‘hiyab’, aunque dio marcha atrás para no perjudicar la carrera de su marido.

“Muchas musulmanas practicantes han estado alienadas en este país por llevar velo, tal vez la mujer del presidente les facilite la inserción social y les ayude a tener más confianza en si mismas”, explicó una mujer de orientación musulmana.

Mustafá Kemal Atatürk, fundador de la Turquía moderna, intentó minimizar el impacto de la religión en la población, musulmana en un 99%. Su mujer, licenciada en la Sorbona, vestía a la occidental pero llevaba velo para pararles los pies a los sectores más conservadores del país.

En grandes ciudades como Estambul o Ankara muchos creen que la imagen pública que ofrece la pareja presidencial no se corresponde con realidad de la Turquía actual. Es la opinión de una periodista: “En Turquía nos consideramos modernos, estamos muy occidentalizados, por tanto, la imagen de la primera dama desentona claramente con como nos sentimos”

Hasta qué punto es moderna Turquía. Abdulá Gull va a pasar su primera prueba de fuego el próximo 30 de agosto. El presidente tendrá que decidir si lleva a su mujer a una importante ceremonia militar donde los velos están más que prohibidos.