Última hora

Última hora

La intervención del general Petraeus no calma a los que piden la retirada estadounidense de Irak

Leyendo ahora:

La intervención del general Petraeus no calma a los que piden la retirada estadounidense de Irak

Tamaño de texto Aa Aa

Como gran parte de sus compatriotas en Estados Unidos, los soldados norteamericanos desplegados en Irak han seguido con atención la intervención ante el Congreso del general Petraeus. La declaración del comandante en jefe de la fuerza multinacional en ese país dividía hoy a los iraquíes, partidarios unos de la permanencia del ejército estadounidense mientras que otros ven imperativa su salida inmediata del país.

Petraeus defendió ante la Cámara la política de Bush en Irak. Afirmó que ha habido mejoras en seguridad desde el incremento de tropas en enero y abogó por que la retirada de los soldados no comenzase antes del verano de 2008. No parece que su intervención vaya a disminuir las críticas de la opinión pública ni las de los senadores demócratas que afirman que “la política miope de la administración Bush ha creado un gran “fiasco” en Irak.

Pero el general insistió en que el problema de Irak requiere un esfuerzo a más largo plazo. “No hay respuestas fáciles ni una solución rápida dijo y aunque creemos que este esfuerzo acabará con éxito, llevará su tiempo.” Petraeus estimó que la retirada prematura de las tropas estadounidenses tendría probablemente consecuencias catastróficas.

A pesar de que Petraeus se mostró optimista respecto a los resultados que espera obtener en Irak, para las familias de los soldados que estuvieron, permanecen o podrían viajar a ese país la agonía continúa.

Demasiadas vidas son las que ha costado ya la guerra de Irak según la mayor parte de los estadounidenses. Más de 3.700 de sus militares han muerto desde el comienzo de un conflicto que cada vez ven más ajeno y del que quieren salir lo antes posible.