Última hora

Última hora

Dudas sobre lo "Made in China"

Leyendo ahora:

Dudas sobre lo "Made in China"

Tamaño de texto Aa Aa

“Made in China”; esta etiqueta, tan familiar para los consumidores europeos, está en pleno centro de la polémica. La retirada en los últimos meses de diversos productos chinos por no ajustarse a las normas europeas y estadounidenses ha puesto en tela de juicio sus garantías de seguridad. China clama la injusticia y recuerda que el 99% de los productos que exporta no plantean ningún problema.

Ayer, bajo la presión de Washington, China aceptó renunciar al uso de pintura con plomo en la fabricación de juguetes destinados a Estados Unidos. El representante chino del organismo gubernamental de control de calidad pidió el fin del acoso contra los productos chinos: “Es injusto dudar de la seguridad de los productos “Made in China” señaló Tenemos relaciones comerciales con todo el mundo y nuestra producción es ampliamente aceptada a escala internacional, y eso sería imposible si no fuesen productos de calidad”

En estos laboratorios de la provincia de Guangdong se encuentra la oficina de inspección y de los productos destinados a la exportación. Aquí pasan las pruebas de seguridad la mayoría de los juguetes del país. Los responsables aseguran que se cumplen escrupulosamente las normas de los países destinatarios. “Tenemos los mismos equipamientos y métodos para verificar la seguridad. Seguimos escrupulosamente las pautas que marcan los estándares de inspección europeos y estadounidenses”

Pero hasta los ingenieros confiesan que la tarea es cada vez más difícil debido al enorme volumen de productos y a la ausencia de armonización de normas entre Estados Unidos y los países de la Unión. Además, muchos fabricantes de juguetes recurren a subcontratistas que a su vez, delegan en otros subcontratistas locales.

En esas condiciones, el control y la trazabilidad se convierten en un auténtico rompecabezas, como asegura el director general de la fábrica de juguetes Ball Star: “No podemos estar seguros de que el cien por cien de todos los productos que exportamos cumplen la totalidad de las normas, y eso a pesar de que los controles de calidad son cada vez más estrictos. Incluso en la fabricación de coches de lujo como los Mercedes-Benz, no se pudo garantizar la perfección y algunas piezas fueron retiradas. Yo creo que lo que deberíamos hacer es examinar el origen del problema y no que una de las partes se dedique a estigmatizar todos los productos hechos en China”

El 80% de los juguetes se fabrican en China. Para muchos, el verdadero problema radica en que pese al aumento de los precios de las materias primas, de la energía y de la mano de obra, los clientes siguen exigiendo precios competitivos.