Última hora

Última hora

Optimismo en Oporto

Leyendo ahora:

Optimismo en Oporto

Tamaño de texto Aa Aa

Tras su paseo sobre el Duero, los ministros de economía de la zona euro han reiterado que ni las subidas récord en el euro y en el petróleo, ni las crisis hipotecaria norteamericana causarán un trastorno serio a la economía de los Trece. Serenidad pues del anfitrión, el responsable financiero portugués Fernando Teixeira.

En opinión de los ministros: el euro fuerte es preferible al euro débil y el señor Trichet al frente del BCE está haciendo bien su trabajo, al inyectar liquidez en el sistema. La única preocupación tiene que ver con Francia, el peor alumno de la eurozona con un crecimiento de apenas un 1,9% para este año.

Jean-Claude Juncker, el primer ministro de Luxemburgo y portavoz del eurogrupo ha dicho que “las economías europeas conservan un potencial de crecimiento. Es verdad que los riesgos han aumentado debido a los últimos sucesos en los mercados financieros.”

El euro superó esta semana el techo histórico de 1 dólar 39. Todo lo que Europa vende es más caro, pero lo que compra en el exterior también es mucho más barato. Para el turista europeo que viaja a Estados Unidos, la factura del viaje cuesta ahora un 40% menos que hace siete años.

Ahora una habitación en un hotel de Manhattan, Nueva York se paga de promedio a 100 euros. Un almuerzo para dos personas en torno a 15 euros. Una entrada al museo Metropolitan 14 euros.