Última hora

Última hora

El Tribunal para Camboya intentará poner fin a la impunidad

Leyendo ahora:

El Tribunal para Camboya intentará poner fin a la impunidad

Tamaño de texto Aa Aa

Casi dos millones de fallecidos y miles de torturados. Es el legado de horror dejado por los Jemeres Rojos en los cuatro años que estuvieron en el poder. Un genocidio, en pleno siglo XX, que hasta la fecha ha quedado impune. Tras años de discrepancias entre el Parlamento camboyano y la ONU, en 2006, el Tribunal Internacional encargado de juzgar estos crímenes ve la luz.

El pasado mes de julio, las Cámaras Extraordinarias de los Tribunales de Camboya comienzan a preparar los casos y emiten su primera orden de arresto. Kang Kek Leu, alias Duch, se convierte en el primer acusado por el Tribunal. Confinado en las instalaciones penitenciarias del Tribunal, permanece en espera de juicio.

Está previsto que, en total, siete personas se sienten en este banquillo. Deberán responder por los crímenes cometidos en los cuatro años que Camboya fue rebautizada como Kampuchea; un experimento de socialismo radical para transformar el país en una sociedad agraria.

Pero para muchos, la justicia llega tarde. El máximo responsable de esta trágica página de la historia, Pol Pot, murió hace ya 10 años, en libertad y rodeado de los suyos.