Última hora

Última hora

Victor Yuchtchenko

Leyendo ahora:

Victor Yuchtchenko

Tamaño de texto Aa Aa

En abril el presidente ucraniano Victor Yuchtchenko decidió disolver el parlamento, para convocar unas elecciones anticipadas que tendrán lugar el 30 de septiembre. A medida que nos acercamos a esa fecha, se intensifican los enfrentamientos políticos en Ucrania. EuroNews no pudo entrevistar a Victor Yanoukovich, primer ministro y líder del “Partido de las regiones”, el más importante del país. La cita fue anulada sin explicaciones en el último momento. En cambio, el presidente ucraniano Victor Yuchtchenko, apoyado por la formación “Nuestra Ucrania – Autodefensa Popular”, ha accedido a responder a nuestras preguntas.

EuroNews: Es la primera vez que usted ha convocado elecciones anticipadas. ¿Por qué razón?

Yuchtchenko: La situación es bastante simple. Después de unas elecciones honradas y democráticas, cambiaron los resultados de la votación en el parlamento. Los partidos mayoritarios comenzaron a comprar diputados de otros partidos. Una corrupción directa con dinero. Primero fueron dos diputados, luego otros dos, más tarde 13. Después anunciaron otros 25. Se da la espalda así al ámbito constitucional. La mayoría parlamentaria es ahora ilegítima, porque no se ha formado sobre una coalición de partidos, sino con mandatos de diputados. La constitución prohíbe esa maniobra. En calidad de presidente he apelado a la cámara para que suspenda esas prácticas y regrese a la situación anterior. Pero desgraciadamente no se ha hecho. La única manera de cambiar este estado de cosas es organizando elecciones anticipadas. De esa manera podemos recuperar el carácter legítimo del parlamento de Ucrania.

EuroNews: ¿Qué importancia revisten para Ucrania las próximas elecciones?

Yuchtchenko: Son muy importantes para el país y para los políticos ucranianos. Estoy seguro que tras estos comicios anticipados terminará en gran parte la corrupción política en el parlamento. Reduciremos radicalmente el campo del que se nutre la corrupción política, la compra de leyes o la alteración de los resultados políticos de las elecciones. Lo esencial es que el país empiece a entender que de crisis como ésta se puede salir tranquilamente mediante métodos democráticos.

EuroNews: Tengo la impresión que desde la revolución naranja Ucrania vive sumida en una permanente lucha política. ¿La vida de la gente ha cambiado en ese tiempo? ¿Cómo se desarrolla la economía?

Yuchtchenko: Diría que tras la revolución naranja se han producido cambios que Ucrania no había experimentado en los últimos quince años. Si nos referimos a parámetros macroeconómicos, el dinamismo del crecimiento del PIB se demuestra con cifras en torno al 8%. Es un indicador estable, que nos ha dado la posibilidad de cambiar radicalmente la política presupuestaria. En 2005, durante apenas un año, aumentamos las partidas presupuestarias en un 54% y en 2006 en un 37%. Desde hace dos años y medio, Ucrania no registra protestas sociales. Por ejemplo, hoy el mínimo vital y el mínimo de pensiones están al mismo nivel. Para Ucrania es un tema muy sensible, sobre todo para los 14 millones de jubilados. En 2005 los salarios aumentaron más de un 50%, los ingresos reales de la gente un 21%. Y hay más cosas que han cambiado. Diría que estoy muy satisfecho del potencial económico del país, de su potencial social y humano del pueblo. Son cambios que la nación esperaba desde hace mucho tiempo.

EuroNews: ¿Por qué no apoyó la iniciativa de un referendum sobre el estatuto de la lengua rusa y la entrada de Ucrania en la OTAN? ¿Cuál es su posición al respeto?

Yuchtchenko: No estoy seguro de que el idioma de otro estado nos identifique como ucranianos. No merece la pena ni hablar de ello. En segundo lugar la política lingüística que figura en la Constitución de Ucrania, da las respuestas precisas a las perspectivas de desarrollo del idioma ruso o de cualquier idioma de minorías nacionales. Nuestra doctrina al respecto está inspirada en la Carta de las Lenguas Europeas. En lo que se refiere a la OTAN en primer lugar, nadie nos ha preguntado si queremos ingresar en esa organización. Ya llegará el momento más adecuado para que nos hagan esa invitación. Ya he dicho que esa cuestión se someterá a un referendum. Sobre este asunto no hay discusión. La respuesta será colectiva, nacional.

EuroNews: ¿La idea de la integración en Europa puede ser también una idea nacional, o acaso ya no es de actualidad?

Yuchtchenko: Es muy actual. La sociedad ucraniana percibe ese horizonte con mucha claridad. Actualmente, la Unión Europea es el principal socio comercial de Ucrania. Cada año las relaciones se desarrollan un poco más. Cada año penetramos en nuevos sectores del gran mercado europeo. Para nosotros era muy importante firmar un acuerdo trianual con la Unión Europea, que por cierto se desarrolla con éxito. Este protocolo agrupa más de 70 ramos económicos. Hemos firmado el acuerdo sobre la consolidación de sistemas energéticos. Hemos adoptado la resolución sobre el oleoducto Odessa-Brody hacia la Unión Europea, también en los ámbitos del espacio, del espacio aéreo y en otras esferas. Ahora Ucrania está a punto de ingresar en la Organización Mundial del Comercio. Estamos convencidos que la adhesión puede cambiar la calidad de nuestras relaciones con nuestros vecinos, pequeños y grandes, y sobre todo con la Unión Europea. En otras palabras, cuando hablamos de Ucrania y la Unión Europea nos referimos a un tema de actualidad que afecta a la vida diaría y práctica de cualquier ciudadano ucraniano.

EuroNews: ¿Idealmente, cómo ve usted el futuro próximo de Ucrania?

Yuchtchenko: Será un país europeo. Un país democrático. Un país donde los principales valores democráticos se han fijado de forma clara e irrevocable, a partir del derecho a escoger, del derecho a la libertad y la libertad de expresión. Un estado de derecho donde reinará el imperio de la ley. Acabaremos con la corrupción, que proviene de un periodo pasado, y que supone un gran mal y afecta a numerosos terrenos. Podremos hablar de ello públicamente, y podremos luchar públicamente contra esa lacra. Estoy seguro que triunfaremos. Estoy convencido que Ucrania será un país que gozará de un buen nivel de vida, y mostrará respeto total a la dignidad humana. Un país, cuyas relaciones con los vecinos y socios se caracterizarán por los principios de la igualdad, la apertura y la amistad tradicional, tanto en la esfera económica como en la social y humana. Soy muy optimista sobre las perspectivas de Ucrania, porque este país siempre ha estado en el centro de Europa. Cuando hablo de los valores europeos, quiero decir que mi país ha contribuido a su formación haciendo grandes sacrificios. La nación ucraniana también es autora de esta política europea.