Última hora

Última hora

El presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, se despide de Pyongyang con una sonrisa

Leyendo ahora:

El presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, se despide de Pyongyang con una sonrisa

Tamaño de texto Aa Aa

Es la sonrisa que refleja el éxito de la histórica cumbre intercoreana de tres días celebrada en la capital de Corea del Norte. Moo-hyun ha acordado con el líder norcoreano, Kim Jong-il, impulsar el acuerdo de paz que ambos países nunca firmaron tras la guerra que les separó en los años 50.

Seúl y Pyonyang también se han comprometido a mejorar sus relaciones con futuros encuentros y a estabilizar la región, en donde se encuetra la frontera más militarizada del mundo, la misma que los separa.

Para celebrar la firma ambos mandatarios brindaron con vino. Un vino que tiene un doble significado, pues con él Jion-il busca callar las voces que aseguran que su salud esta delicada.

La declaración, que comprende ocho puntos, está a favor de la desnuclearización de la península. Esto debería confirmar las intenciones de Pyonyang de cerrar su principal central de producción antes de finales de año.

Pero no todos ven con buenos ojos el acuerdo. En Seúl mucha gente se ha echado a la calle. Afirman que con él no se va a solucionar ni la situación de los sodados sucoreanos prisioneros ni los problemas de las miles de familias que siguen separadas.