Última hora

Última hora

Gordon Brown se mete en la boca del lobo y por su propio pie con sus devaneos electorales

Leyendo ahora:

Gordon Brown se mete en la boca del lobo y por su propio pie con sus devaneos electorales

Tamaño de texto Aa Aa

La amplia sonrisa que lucía hace apenas un mes el premier británico debe haberse reducido hoy a la vista del efecto devastador que ha tenido su coqueteo con la idea de convocar elecciones anticipadas, y su anuncio ayer, de que finalmente no lo hará.

Parte de la prensa asegura que Brown ha perdido credibilidad y sólo se puede culpar a sí mismo. The Independent opina que Brown ha dado marcha atrás aterrorizado ante los sondeos.

Y, si la prensa de hoy es dura, la respuesta del líder ‘tory’ David Cameron, reforzado por los sondeos que ahora sitúan al partido conservador por delante de los laboristas, cuando hace una semana iban diez puntos por detrás, es devastadora. “El primer ministro ha mostrado debilidad e indecisión. Está claro que no se ha centrado en gobernar, ha estado maquinando para ganar las elecciones generales y ahora ha tenido que hacer una humillante retirada. El problema para mi y creo que para muchos, es que ahora tendremos que esperar quizás dos años al cambio que necesita el país” ha dicho Cameron.

Designado por Tony Blair, Gordon Brown, pretendía apuntalar y legitimar su mandato con los comicios. Sus cada vez menos incondicionales como el laborista Martin Linton creen que hay ejemplos previos de jefes de Gobierno que han convocado elecciones y las han perdido, que demuestran que Brown ha hecho lo correcto.

El primer ministro lo ha negado, pero persiste la sensación de que Brown sólo quería jugar con un as en la manga y al perderlo ha decidido guardarse la baraja… hasta 2009 o 2010.