Última hora

Última hora

El estado del bienestar italiano objeto de referendum

Leyendo ahora:

El estado del bienestar italiano objeto de referendum

Tamaño de texto Aa Aa

Cerca de 6 millones de trabajadores y pensionistas italianos acuden a las urnas para pronunciarse sobre el plan del gobierno Prodi de elevar la edad de jubilación y limitar la duración de los contratos temporales. Un votante opina que si el resultado del plebiscito es favorable, mejorará el futuro de los trabajadores.

El acuerdo entre el gobierno de coalición y tres sindicatos, que se somete a la consulta, apunta a reducir la carga que soporta el estado en financiar las pensiones a una población envejecida. La factura supone cerca de un 15% del PIB. En síntesis se contempla incrementar gradualmente la edad de jubilación mínima de los 57 años a los 61 años, a condición de haber cotizado un mínimo de 36 años.

Se trata de una contrareforma del plan aprobado por el gobierno anterior de Silvio Berlusconi que apuntaba a aumentar la edad de jubilación a los 60 años, sin transiciones.

Revertir ese plan le costará a Roma 1.000 millones de euros anuales, pero es el precio de lograr el acuerdo de los nueve partidos que apoyan la coalición. La limitación de los contratos temporales a un máximo de tres años debería aplacar la oposición que existe aún en las filas comunistas.