Última hora

Última hora

La tensión se dispara entre Ankara y Washington se a causa del genocidio armenio

Leyendo ahora:

La tensión se dispara entre Ankara y Washington se a causa del genocidio armenio

Tamaño de texto Aa Aa

La condena estadounidense del genocidio armenio ha desatado una crisis diplomática de consecuencias imprevisibles entre Washington y Ankara. Nada más conocer la noticia, el gobierno turco llamaba a consultas a su embajador en Estados Unidos y miles de personas salían a las calles de Estambul y de la capital para protestar por la resolución que ayer aprobó el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes estadounidense.

Ese texto, que ahora deberá someterse a una segunda y definitiva votación en el pleno del Congreso dominado por los demócratas, no sólo califica de genocidio la matanza de un millón y medio de armenios en el antiguo Imperio Otomano, sino que además recomienda al gobierno estadounidense que tenga en cuenta ese suceso a la hora de establecer nuevos vínculos con Turquía.

La Casa Blanca, por su parte, se ha desmarcado de toda acusación y le ha prometido a las autoridades turcas que hará lo posible para evitar que el Congreso ratifique la resolución de condena en la sesión plenaria del mes que viene. “Sencillamente, el gobierno estadounidense no cree que ese texto sea constructivo”, decía Tom Casey, un portavoz del Departamento de Estado.

Y es que Washington no quiere arriesgarse a perder el apoyo que Ankara le presta al Pentágono como retaguardia en la posguerra de Irak. Y teme además este incidente pueda precipitar la ofensiva militar que pretende llevar a cabo el ejército turco contra el PKK en el Kurdistán iraquí, una operación que sería muy embarazosa para Estados Unidos.