Última hora

Última hora

Bélgica batirá mañana su propio récord

Leyendo ahora:

Bélgica batirá mañana su propio récord

Tamaño de texto Aa Aa

149 días sin gobierno. Tras las elecciones del pasado junio los partidos flamencos luchan por una mayor autonomía para Flandes, lo que despierta los recelos de los francófonos.

Los democristianos y liberales de ambas comunidades linguísticas, lideradas por el flamenco Yves Leterme, han logrado cerrar acuerdos parciales en cuestiones como la justicia o la política exterior. Temas más espinosos como la reforma del Estado, las prestaciones sociales o el estatus del distrito de Bruselas, todavía, están en el aire.

La causa principal de la disputa es la eventual división del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvoorde, conocido como BHV. Esta circunscripción constituye un caso único en el sistema electoral belga, puesto que está situada a caballo entre dos regiones linguísticas.

“La división de BHV no es el problema. Me preocupo más por saber cómo voy a pagar la calefacción o la factura de electricidad”, dice esta activista por una Bélgica unida.” “Tenemos la impresión de que los políticos están desconcectados de la realidad. La mayoría de los belgas deploran esta situación. Lo único que queremos es un estado, un estado en vida”, dice esta otra activista.

Un estado que hasta ahora se ha basado en la solidaridad económica, una regla puesta en entredicho por los partidos flamencos que se quejan de mantener a la menos rica región valona, por ejemplo, en materia de prestaciones por desempleo.