Última hora

Última hora

Jerusalén, principal manzana de la discordia

Leyendo ahora:

Jerusalén, principal manzana de la discordia

Tamaño de texto Aa Aa

Jerusalén, la Ciudad Santa para musulmanes, judíos y cristianos, está en pleno centro del conflicto palestino israelí.

Las partes se muestran tan inflexibles en ese punto que abordar negociaciones sobre su estatuto definitivo es casi tabú.

Situada en la frontera israelo-cisjordana, ningún Estado ha abierto embajadas en esta ciudad que israelíes y palestinos reivindican como su capital.

La carretera número uno bordea el norte de la ciudad vieja de Jerusalén. Es la única marca visible de la frontera de 1967 que separaba Jerusalén Este, donde los palestinos sueñan con establecer la capital de su Estado.

Hace 40 años, aquí había un puesto de control que separaba las partes de Jerusalén bajo control jordano e israelí. Pero en junio del 67, el Ejército israelí ocupa la parte árabe de Jerusalén, incluída la Ciudad Vieja, en una guerra relámpago que duró seis días.

Exultantes, los israelíes que consiguen por fin acceso a los lugares santos del judaismo, y esperan hacer del Jerusalén reunificado su capital “eterna e indivisible”.

A partir de entonces, intentan impedir que los palestinos reclamen la soberanía de Jerusalén este, a pesar de que la ONU ha reiterado en múltiples ocasiones la ilegitimidad de la ocupación.

Ante la víspera de la cumbre de Annapolis, los israelíes de Jerusalén oeste no rechazan el principio de la negociación:

“Si Estados Unidos o Abu Mazen y su gente nos prometen que no acosarán a los judíos y que aceptan nuestra presencia, si aceptan de una vez dejar de causarnos problemas, afirma este hombre Israel también debería mover ficha y por fin habría paz”

Además de ser un lugar santo del Islam, Jerusalén Este es también el hogar de 240.000 palestinos que se sienten discrimiandos cotidianamente por las autoridades de la ciudad. También ellos quieren creer en las negociaciones.

“Si hay una división de la sobernía de Jerusalén no pondremos objeciones afirma Zakoob Arrajabi, paléestino de Jerusalàen este porque al fin y al cabo, israelíes y palestinos podrán vivir en armonía, podrán vivir mucho podría ser mucho mejor”

Los israelíes han convertido Jerusalén en una fortaleza separada de Cisjordania, pero alcanzar la paz con los palestinos, pasa por lograr un compromiso sobre la ciudad santa.

2:24 fin