Última hora

Última hora

Fracasa el motín de militares filipinos en Manila

Leyendo ahora:

Fracasa el motín de militares filipinos en Manila

Tamaño de texto Aa Aa

Rendidos y esposados han abandonado los 30 militares rebeldes filipinos el hotel de lujo de Manila donde se han amotinado durante casi siete horas para pedir la dimisión de la presidenta Gloria Macapagal Arroyo.

El grupo encabezado por el senador y ex oficial del Ejército, Antonio Trillanes, y el general Danilo Lim, ha sido detenido tras rendirse ante las tropas que tomaron al asalto en el lujoso establecimiento.

El toque de queda nocturno en Manila y las provincias limítrofes es la respuesta inmediata con que el gobierno de Gloria Macapagal Arroyo ha reaccionado a este enésimo intento de derrocarla.

La Policía y las Fuerzas Armadas están en máxima alerta en todo el archipiélago, para impedir movimientos inusuales de tropas y prevenir posibles vestigios de la rebelión.

Ante la negativa de los amotinados a rendirse pese al ultimátum que se les presentó, las fuerzas de élite del ejército irrumpieron, con vehículos blindados y tanquetas, con gases lacrimógenos y disparos disuasorios, en el interior de un hotel que ya estaba sitiado. Fue entonces cuando se vieron obligados a entregarse.

Los líderes rebeldes se habían atrincherado en el edificio tras abandonar a primeras horas de la mañana la sala del tribunal donde se les juzgaba por el intento de golpe de estado de 2003.

Ahora, ya lo ha adelantado la presidenta, tendrán que sentarse en el banquillo y enfrentarse a cargos aún más graves. Esta insurrección fallida se suma a los dos intentos de golpe de estado a los que ha sobrevivido Macapagal Arroyo desde que accedió a la presidencia en una revuelta popular hace casi 7 años.