Última hora

Última hora

Timoshenko: vuelta a la casilla de salida

Leyendo ahora:

Timoshenko: vuelta a la casilla de salida

Tamaño de texto Aa Aa

Galvaniza a las multitudes con sus reivindicaciones de justicia social y sus críticas a los oligarcas todopoderosos.

Consciente de que la batalla electoral sería apretada, Yulia Timoshenko ha explotado a fondo sus dotes de oradora. Durante la campaña ha repitió incansable el mismo mensaje: “En este Parlamento solo puede haber una coalición democrática. Es la única posibilidad. Sólo nuestra Ucrania y nuestro equipo…sólo así seremos capaces de darnos cuenta de lo que necesita nuestro país”

Con sus arengas, siempre con tintes nacionalistas, Timoshenko se presenta como única garante de la independencia de Ucrania para recuperar la confianza de los decepcionados por la Revolución Naranja.

Timoshenko forjó su popularidad al convertirse en el principal apoyo de Viktor Yushenko en su batalla por la anulación de las presidenciales fraudulentas de 2004.

El combate se libra en las calles y en los escaños parlamentarios. En esos momentos, Timoshenko hace saber su ambición de convertirse en primera ministra: “Quiero ser primer ministra porque se lo que hay que hacer. Sí estoy en el poder, la gente podrá esperar resultados concretos de mi gestión”

Lo consigue tras el acceso a la presidencia de Víktor Yushenko. Ante el Parlamento, se compromete a trabajar para que Ucrania “brille como un diamante.”

Pero en menos de 8 meses, el tándem Timoshenko-Yushenko derrapa por las rivalidades y las luchas de poder. Destituida, Timoshenko se va y deja detrás un balance decepcionante que pone en tela de juicio su compromiso reformista.

La reconciliación no ha llegado hasta pocos días antes de las legislativas. La pareja ha sellado su alianza política, pero muchos dan poco futuro a este matrimonio de conveniencia.