Última hora

Última hora

Este fin de año el cielo de Bruselas no se teñirá de colores

Leyendo ahora:

Este fin de año el cielo de Bruselas no se teñirá de colores

Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de miles de personas se reúnen cada noche vieja en la Grand Place de la capital belga para dar la bienvenida al año nuevo.

Pero en esta ocasión la amenaza de un ataque terrorista islamista ha llevado al alcalde de la ciudad, Freddy Thielemans, a cancelar los fuegos artificiales que deberían saludar los primeros minutos de 2008.

La ciudad está en alerta desde el pasado día 21 de diciembre. Nicolas Dassonville, portavoz de Thielemans: “mucha gente se reúne para ver los fuegos artificiales pero vista la situación actual no queremos correr riesgos. Aun así la gente es libre de venir al centro, a la Gran Place. La policía estará vigilando, la fiesta continúa, la vida continúa, Bruselas no se detiene”.

El castillo de fuegos artificiales ha sido una cita ineludible desde hace dos décadas. Ahora el problema está en que apenas hay tiempo para avisar a todos los visitantes. Emile Dereymaeker trabaja para la oficina de turismo: “mañana nos encontraremos con una locura de al menos cincuenta mil personas esperando los fuegos artificiales, porque ¿cómo van a avisar a todos?”

Al menos los puestos del mercado navideño y el centro de patinaje sobre hielo estarán abiertos. Esta es la segunda vez que se cancelan los fuegos artificiales. Ya que en 2004 quienes estuvieron en Bruselas tampoco pudieron disfrutar de este espectáculo.