Última hora

Última hora

Cruce de acusaciones de genocidio en Kenia

Leyendo ahora:

Cruce de acusaciones de genocidio en Kenia

Tamaño de texto Aa Aa

Las elecciones del pasado jueves, salpicadas de irregularidades, han encendido la mecha de la violencia en este país africano, donde la cifra de muertos supera los 300. Las protestas han encontrado oxígeno en la rivalidad histórica que mantienen las etnias del presidente, Mwai Kibaki, y del candidato opositor, Raila Odinga.

El presidente de la Comisión Electoral de Kenia ha reconocido a medios locales que no sabe si el presidente Kibaki ganó las elecciones. En el oeste del país, la violencia ha tomado tintes de limpieza étnica.

Ayer, en la localidad de Eldoret unas 40 personas, la mayoría mujeres y niños, fueron quemadas vivas en una iglesia. “Lo que está pasando es un genocidio a gran escala- denunciaba el líder opositor Odinga- Estamos viendo que las fuerzas de seguridad de Kibaki están disparando contra civiles inocentes que, simplemente, están ejerciendo su derecho a la protesta contra el fraude electoral”

Desde el campo gubernamental se acusa a la oposición del mismo crimen. Ajeno a estas denuncias y a las sangrientas revueltas, Kibaki ya ha jurado como presidente de Kenia y ha convocado al nuevo Parlamento.

“Las elecciones ya han pasado- declaraba el jefe de campaña de Kibaki- Nuestra constitución dice que los resultados son los declarados por la Comisión Electoral. Si hay problemas, lo normal es solucionarlos en la Corte Suprema”

A la violencia hay que sumar el parálisis de la economía. Los alimentos y el agua escasean. Decenas de miles de personas dependen de la ayuda internacional. Muchos han optado por abandonar el país y emprender el éxodo hacia Uganda, donde las autoridades ya han reforzado su frontera.