Última hora

Última hora

Hillary Clinton pasa a la ofensiva

Leyendo ahora:

Hillary Clinton pasa a la ofensiva

Tamaño de texto Aa Aa

Las tornas han cambiado en la carrera demócrata hacia la Casa Blanca. Hasta el caucus de Iowa, Hillary Clinton era la candidata inevitable, Barack Obama una baza de futuro y Edwards el “tercer hombre”. Pero tras su inesperada derrota el dos de enero, Clinton se juega el todo por el todo en New Hampshire, que simboliza el voto progresista blanco de Nueva Inglaterra.

La ex primera dama ha cambiado de estrategia y ha pasado decididamente al ataque. Dante Scala, profesor de Políticas:

“En este estado, las mujeres con un alto nivel de formación forman el grueso del electorado indeciso. Clinton tiene que encontrar la manera de conectar con ese electorado, ya sea haciendo hincapié en que ser designada por el partido sería un acontecimiento histórico para las mujeres, o despertando dudas sobre Barack Obama”

No es una tarea fácil; Obama, ha sabido hacer de su principal inconveniente, su falta de experiencia, una ventaja.

El senador por Ilinois, se ha autoerigido en el hombre del cambio, el único capaz de hacer una política que rompa con el viejo establishment

El cambio fue el tema estrella en el último debate televisado antes del Día D. Las discusiones más acaloradas giraron en torno a quién es la persona más adecuada para llevarlo a cabo.

“Por supuesto que yo también apuesto por el cambio se defendió Hillary Clinton Yo se transformar las palabras en acción y los sentimientos en realidad. LLevo 35 años haciéndolo”

“Todos estamos cualificados y hemos hecho cosas buenas sostuvo un apaciguador Obama Pero creo que es importante que no intentemos minimizar los logros de los demás a medida que nos acercamos al día de las elecciones”

Obama se encontró con un aliado en Edwards, quien aseguró que el mismo y Obama son «agentes de cambio» frente a la fuerza del «statu quo» que representa la ex primera dama.

“Obama dijo Edwards cree profundamente en el cambio, como yo. No escuché este tipo de ataques de la senadora cuando iba en cabeza. Cada vez que Obama habla de cambio, cada vez que yo lucho por el cambio, las fuerzas del statu quo atacan”,

Edwards ha elegido campo consciente de que la sombra más cómoda tras Iowa es la de Obama, pero el tercer hombre podría dejar de serlo si como dicen algunos analistas, Estados Unidos no está preparado para un presidente negro ni para elegir a una mujer.