Última hora

Última hora

El oro no se cansa de acumular subidas

Leyendo ahora:

El oro no se cansa de acumular subidas

Tamaño de texto Aa Aa

El noble metal se ha vuelto a disparar alcanzando antes de lo previsto la cota sicológica de los 900 dólares la onza. Los inversores compran activos en oro, como refugio ante una inflación que se dispara.

También hay compras masivas del metal amarillo en países asiáticos para su uso en joyería.

La subida en la cotización de la onza ha sido de un 30% respecto al año pasado. LLama la atención que su cotización supere ligeramente el nivel de los años 80, cuando era precisamente la espiral inflacionista la que animaba a los inversores a comprar oro.

En el mercado neoyorquino, Lou Grasso, negociante de oro explica: “para muchos compradores parece que el oro se abarata en lugar de encarecerse, por el hecho de que su precio se fija en dólares y el dólar está débil. Comprar oro es una forma de mantener e incrementar el poder adquisitivo. Si compras oro cuando el dólar cae, dejas de perder dinero.”

Las turbulencias en el mercado crediticio también incita a los fondos de inversión a adquirir activos en oro.

Por otro lado el metal amarillo se aprecia a medida que sube el petróleo, porque es la energía el principal factor inflacionista. Si el crudo regresa a los 100 dólares, no será descabellado que el noble metal se coloque en el listón de los 1000 dólares.