Última hora

Última hora

Arrecian las críticas contra Nokia en Alemania tras anunciar el cierre de una planta

Leyendo ahora:

Arrecian las críticas contra Nokia en Alemania tras anunciar el cierre de una planta

Tamaño de texto Aa Aa

Berlín investigará si la empresa finlandesa de móviles usó indebidamente subvenciones públicas para establecer una factoría que ahora pretende cerrar, despidiendo a sus 2300 empleados.

Jürgen Rüttgers, primer ministro de Renania del Norte-Westfalia lo explica: “es inconcebible que Nokia reciba 60 millones de euros de nuestro presupuesto y otros 28 millones del gobierno federal en concepto de ayuda a la investigación, y que ahora que ha pasado el plazo legal decida marcharse sin más.”

Los políticos alemanes han calificado a Nokia de compañía “langosta” que emigra a países de bajos salarios cuando le conviene.

En las calles de Bochum, la ciudad afectada, mismo sentimiento: “Si Nokia emigra ahora a Rumanía o Hungría, es posible que vayan a aprovechar también las subvenciones europeas que ofrecen allí. Es el colmo. Y como un día también será caro producir en esos países, se irán al Polo Norte para que los pinguinos fabriquen los móviles.”

La fábrica de Bochum registraba una cartera de pedidos repleta y elevados beneficios, igual que todo el grupo Nokia. La firma finlandesa es la última del sector de móviles en decir adiós a Alemania debido a sus elevados salarios: antes fueron Siemens BenQ y Motorola.