Última hora

Última hora

Castilla La Mancha, la segunda región de España productora de energía eólica

Leyendo ahora:

Castilla La Mancha, la segunda región de España productora de energía eólica

Tamaño de texto Aa Aa

Los molinos de viento de Castilla La Mancha que tan famosos hizo Don Quijote, abastecen hoy de energía a alrededor de un millón de hogares de toda la región. La energía eólica manchega supone aproximadamente un 39% de la energía total producida. Una cifra insuficiente para el gobierno de la comunidad que quiere conseguir en los proximos años que el 100% de la energía consumida sea renovable.

“Conocemos bien los proyectos, los planes, el marco economico y politico en Castilla La Mancha que es muy favorecedor para las energías limpias -explica el Consejero de Industria de la Junta de la Comunidad de Castilla La Mancha. Vemos posible conseguir el objetivo de que en 2012 Castilla La Mancha sea posiblemente la primera región europea que consigua satisfacer el consumo eléctrico de sus ciudadanos íntegramente con energías renovables”.

¿Pero cómo hacer de la energía renovable algo rentable?

Esta es la cuestión sobre la que trabaja Iberdrola, una de las empresas de energías renovables más importantes de Europa. Para su Director Ejecutivo la ayuda financiera a este tipo de proyectos es esencial. El gobierno manchego por su parte compra ya a tres céntimos de euro el kilovatio/hora a los propietarios de los molinos.

“Yo no sería capaz de decir que dentro de 10 o 15 años sería posible estar en este mercado eólico sin que exista un incentivo, hoy por hoy es imposible”, dice.

Pero algunos proyectos de energía renovable han generado ya un nuevo marco para la economía de la región. La empresa estadounidense General Electric también se han establecido en suelo manchego creando nuevos puestos de trabajo. Hoy Castilla La Mancha exporta energía a la vecina comunidad de Madrid.

Habla el director de la Confederación de negocios europeos: “sabemos, y la Comisión Europea lo confirma, que las energías renovables no son rentables. Frente a los precios que existen hoy en el mercado, éstas deben ser subsidiadas lo que supone un enorme gasto para los Estados miembros. Y si no son subsidiadas entonces la electricidad deberá ser más cara”.