Última hora

Última hora

Preocupación en Holanda ante la difusión de una película contra el Corán de Geert Wilders

Leyendo ahora:

Preocupación en Holanda ante la difusión de una película contra el Corán de Geert Wilders

Tamaño de texto Aa Aa

Una película contra el Corán: es el último golpe de efecto del diputado de extrema derecha holandés Geert Wilders. Incluso antes de su difusión, la cinta suscita inquietud en Holanda. Más que las acciones de protesta de los militantes de izquierda, las autoridades temen que los diez minutos de película exhalten los ánimos, como sucedió por ejemplo con las caricaturas de Mahoma.

En la misma longitud de ondas que Pim Fortuyn, el líder populista asesinado en 2002, Wilders nunca ha escondido lo que piensa del Islam, como en estas declaraciones en 2006: “Me preocupa que un tsunami de islamización llegue a Europa y a Holanda. El Islam es una religión violenta y el Corán, su libro sagrado también lo es, asi que creo que deberíamos cerrar las puertas de Holanda al Islam.”

Wilders quiere emitir su película en los próximos días, aunque no se sabe que canal utilizará para su difusión. Del contenido se sabe que denuncia los aspectos violentos y fascistas del Corán. Ya hace meses, pidió en el Parlamento la prohibición del Corán y lo comparó con el controvertido Mein Kampf de Hitler. El gobierno, al frente de un país que cuenta con unos 850.000 musulmanes, ya ha celebrado según algunas fuentes una reunión de crisis sobre este asunto.

También se movilizan los representantes del Islam moderado. El presidente de la Asociación de marroquíes en Holanda ha organizado una rueda de prensa para hacer un llamamiento a la calma: “Queremos dejar claro que Holanda no es sólo el país de un hombre, de Wilders, es también el de los musulmanes que vivimos aquí. Cualquier cosa que perjudique a Holanda, nos perjudica también a nosotros”

El Partido para la libertad de Wilders se hizo con el 6% de los votos en las legislativas de 2006. Su película abre el debate sobre los límites de la libertad de expresión. “La verdad es que no creo que sea muy inteligente por parte de Wilders intentar provocar un debate de esa forma, dice este hombre hay otras maneras de hacerlo.” “Al fin y al cabo señala esta mujer está ejerciendo la libertad de expresión.

La protección policial que Wilders tiene desde hace años ha sido considerablemente reforzada. En la mente de todos el asesinato de Theo Van Gogh. En 2004 el cineasta fue asesinado por un extremista marroquí tras el estreno de su película Submission, dedicada al lugar de la mujer en el Islam. Una cinta mucho menos radical, a priori, que el panfleto que se avecina.