Última hora

Última hora

Su estrecha victoria electoral y las traiciones marcan el fin de Prodi

Leyendo ahora:

Su estrecha victoria electoral y las traiciones marcan el fin de Prodi

Tamaño de texto Aa Aa

Tras perder la confianza del Senado, el primer ministro italiano, Romano Prodi, se ha visto obligado a cruzar las puertas del Palacio del Quirinale para presentar su dimisión al presidente de la República. La pelota está ahora sobre el tejado de Giorgo Napolitano quien debe optar entre formar un Gobierno técnico o convocar elecciones generales anticipadas, tal y como reclama la oposición. Las consultas con los partidos arrancan hoy.

“Lo que pasa es que tenemos que prepararnos lo antes posible, y así se lo diremos al jefe del Estado, para dar la palabra a los electores”, señalaba el líder de la oposición conservadora, y ahora favorito en las encuestas, Silvio Berlusconi.

Pero para otros sectores, el origen de la inestabilidad política italiana es la ley electoral.
“Si vamos a las elecciones con esta ley electoral, nos arriesgamos a reproducir la misma inestabilidad, fragmentación e ineficacia de gobierno” aseguraba Anna Finocchiaro del Partido Democrático, miembro de la coalición de gobierno.

Algunos ciudadanos salieron a las calles para celebrar la caída de Prodi.

Por cinco votos, el Senado retiró ayer su confianza al primer ministro italiano. El anuncio del resultado llevó a la oposición a descorchar botellas de champán. Pero la fiesta, pronto dio paso a los insultos.

Los momentos más tensos se vivieron en el partido democristiano UDEUR, que con su salida del Gobierno provocó el voto de confianza.

Un senador escupió e intentó agredir a un compañero de filas por votar a favor de Prodi.
Nuncio Cusumano, objetivo del ataque, se desmayó y salió del hemiciclo en camilla.