Última hora

Última hora

La guerra de Israel que puso en entredicho al Gobierno de Olmert

Leyendo ahora:

La guerra de Israel que puso en entredicho al Gobierno de Olmert

Tamaño de texto Aa Aa

El secuestro de dos soldados israelíes por parte de Hizbolá el 12 de julio de 2006 desata las iras de Tel Aviv, que inmediatamente declara la guerra a la milicia chií. La ofensiva por tierra, mar y aire, no consigue detener el lanzamiento de cohetes.

A lo largo de 34 días, mueren unos 1.200 libaneses, y más de 160 israelíes, la mayoría, soldados. Un alto coste para una guerra que no consiguió ni liberar a los secuestrados, ni neutralizar al grupo armado.

Las críticas levantadas por el conflicto forzaron las dimisiones del entonces ministro de Defensa Amir Peretz y el jefe del estado mayor del ejército Dan Halutz. En primavera de 2007, la Comisión Winograd presenta su informe preliminar en el que cuestiona la gestión del Gobierno.

El documento pone en la picota la decisión de lanzar una ofensiva terrestre horas antes de que entrase en vigor el alto el fuego que ya se había acordado con mediación de la ONU. La operación se cobró la vida de 33 soldados.

La operación estuvo mal definida desde el principio, según el colectivo militar, que reclama explicaciones al Gobierno: dicen que les envió al frente para morir: “Los errores de esta guerra tienen su autor, y éste es nuestro primer ministro, que no estuvo a la altura como líder que lleva a un país a un conflicto bélico”.

El jefe del ejecutivo aludido, Ehud Olmert, ya había anunciado que no pensaba dimitir dijese lo que dijese el informe que se preveía duro, pero del que finalmente ha salido mejor parado de lo que se esperaba.