Última hora

Última hora

Leterme: "El conocimiento insuficiente de una lengua en Bélgica es fuente de injusticias sociales"

Leyendo ahora:

Leterme: "El conocimiento insuficiente de una lengua en Bélgica es fuente de injusticias sociales"

 Leterme: "El conocimiento insuficiente de una lengua en Bélgica es fuente de injusticias sociales"
Tamaño de texto Aa Aa

Yves Leterme acaba de ser nombrado primer ministro de Bélgica tras unas largas y complicadas negociaciones políticas, marcadas por las diferencias entre las comunidades flamenca y valona. Bélgica ha permanecido casi un año sin gobierno. La situación es, muy delicada. La coalición gubernamental tratará, por tanto, de encontrar soluciones a problemas como el separatismo, la autonomía y los equilibrios entre las regiones ricas y pobres del país.

EuroNews: Señor primer ministro, gracias por concedernos esta entrevista y bienvenido a EuroNews. Bélgica es tradicionalmente un país proeuropeo. Algunos de sus predecesores se han definido como federalistas europeos ¿es usted también federalista? ¿Cree que es algo que existe todavía?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Lo soy, en efecto. Durante mis estudios universitarios recibí clases de federalismo europeo. He trabajado en las instituciones europeas y soy un europeo convencido. Es más, yo creo que, en la actualidad, es difícil ser belga y no estar convencido del valor añadido de la Unión Europea.

EuroNews: ¿Se puede ser federalista en Europa y confederalista al mismo tiempo?

Yves Leterme, Primer Ministero belga: Sí, eso debe ser posible. Las instituciones evolucionan y yo soy el primer ministro de un gobierno que tiene un programa de reformas institucionales, también de reformas del Estado y este programa gubernamental encaja muy bien en la evolución europea.

EuroNews: Pero usted llega de una fase bastante complicada, debido precisamente al equilibrio interno del Estado, con una fuerte polémica entre el enfoque federal y el confederal. Así que, ahora, debería encontrar un equilibrio entre las dos posiciones ¿le parecen conciliables?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Digamos que el atractivo de Béligica, aunque a veces también su dificultad en el día a día, es estar en la frontera no sólo lingüística sino también de las grandes culturas europeas. Esto hace que el modelo belga sea muy atractivo, aunque a veces sea difícil lograr acuerdos. Es cierto que, durante los últimos meses, para llegar a un buen equilibrio, un nuevo equilibrio de nuestras instituciones, un mejor reparto de las competencias y de las responsabilidades hubo que negociar para encontrar posibilidades de acuerdo, de procedimiento. De momento, hay un gobierno que tiene una mayoría bastante cómoda y que ha presentado al Senado una proposición de ley especial que busca reequilibrar las instituciones y transferir competencias a las regiones y comunidades. El objetivo es alcanzar, para el próximo verano, un segundo acuerdo, por un lado, sobre las garantías en cuanto al funcionamiento del Estado federal y, por el otro, sobre las transferencias complementarias de competencias.

EuroNews: Como por ejemplo, ¿regionalizar el empleo? ¿Piensa usted que la parte valona de Bélgica podría estar interesada en una transferencia así?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Creo que los que miran la situación con cierta objetividad deben constatar, en primer lugar, la existencia del drama social de la alta tasa de desempleo, particularmente en algunas zonas de Valonia, aunque no se debe generalizar. Por otro lado, se encuentra Bruselas, otro drama. Pese a que la capital es el motor económico de nuestro país, no llega a ofrecer suficientes oportunidades, posibilidades a los demandantes de empleo en su propio territorio. Por eso, creo que debemos intentar encontrar en los próximos meses los medios que permitan a las regiones, a las diferentes partes de Bélgica, tener un mercado adaptado a las necesidades. Los problemas, en la mayoría de los territorios de Valonia, no son los mismos que los que encontramos en Flandes, por poner un ejemplo. La tasa de desempleo en Flandes es un tercio o la mitad que la de Valonia.

EuroNews: Los socios más duros de la coalición que fueron también los más duros en las negociaciones para formar gobierno, como ciertos partidos francófonos ¿están de acuerdo con este enfoque?

Yves Leterme, Primer Ministro belga:En todo caso, en el acuerdo gubernamental y también en la exposición de motivos de la proposición de ley que fue expuesta en el Senado, y que está rubricada no sólo por los partidos de la mayoría sino también por una gran parte de la oposición, se afirma que queremos reformas a nivel del funcionamiento del mercado de trabajo y de las responsabilidades de los diversos gobiernos de Bélgica en lo concerniente a las políticas de empleo.

EuroNews: La Comisión Europea nove con buenos ojos el código flamenco sobre viviendas sociales ¿Qué opina de la postura europea?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Bueno, yo fui una de las personas que decidieron el código “wooncode” y por tanto lo defiendo. Su objetivo es intentar utilizar la solicitud de una casa protegida por parte de los individuos o de las familias, una casa sujeta a condiciones sociales, como método de integración. Y la integración pasa, entre otras cosas, por la disposición para aprender un idioma y creo que más allá de los tratados, acuerdos, reglamentos, etc. Es importante que a la gente se le ofrezca la posibilidad de integrarse, de sentir digamos la acogida en una comunidad y esto requiere dominar o, al menos, estar dispuesto a aprender un idioma.

EuroNews: ¿No le parece que hay cierta discriminación en este punto de vista?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: No soy yo el que debe juzgar.

EuroNews: Tal vez para Naciones Unidas. Naciones Unidas tiene también una posición al respecto.

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Si, pero ¿cuál es su pregunta?

EuroNews: Justamente, ¿cree usted que hay una forma de discriminación por razones lingüísticas?

Yves Leterme, Primer Ministro belga: Señor, yo he participado en la toma de decisión de este código, y creo que el objetivo está muy claro: es utilizar la demanda que pueden tener las personas para acceder a una vivienda social, como método de integración. Noto además que numerosos especialistas francófonos también en este país han dicho que, en efecto, la integración de estas personas, por ejemplo, los inmigrantes pasa por el conocimiento de la lengua local. Creo que, por ejemplo, los juristas que trabajan en esta materia deberían saber que más allá de sus reflexiones, muy interesantes a nivel jurídico, existe un drama social. Como sabe, el conocimiento insuficiente de una lengua en Bélgica, por ejemplo del francés o el flamenco, es fuente de injusticias sociales: hay niños que empiezan el colegio sin conocer ninguno de estos idiomas. Y más allá de Naciones Unidas o de la Unión Europea y de los informes que han sido publicados en esta materia, hay que intentar, sobre todo, resolver esta cuestión social. Creo que ofrecer tanto a los menores como a sus familias, demandantes de viviendas sociales, la posibilidad de integrarse a través de la lengua, es realmente ofrecerles un medio de emancipación social.