Última hora

Última hora

La Unión para el Mediterráneo quiere centrarse en proyectos concretos

Leyendo ahora:

La Unión para el Mediterráneo quiere centrarse en proyectos concretos

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión para el Mediterráneo aprobada bajo la presidencia eslovena de la Unión Europea, verá la luz el próximo 13 de julio. Los Veintisiete socios —incluído Eslovenia, con tan sólo 45 kilómetros de costa— forman parte del proyecto. Un proyecto lanzado por Francia y matizado en sus grandes líneas por Alemania. Fue Berlín quien exigió la inclusión de todos los países de la UE, frente a París, que se limitó a los Estados ribereños a ambos lados del Mare Nostrum.

Para el eurodiputado polaco Jacek Sryusz-Wolski la política hacia el Mediterráneo no tiene que eclipsar a los nuevos socios del este.

“La política del Mediterráneo es antigua, pero sigue siendo insuficiente. Por otro lado, la política de la UE para con nuestros vecinos del este es todavía inmadura… Tenemos que trabajar en eso”

A diferencia del Proceso de Barcelona, surgido hace trece años, la nueva Unión se articula entorno a proyectos concretos como la lucha contra el cambio climático o la limpieza del Mediterráneo. El comisario europeo Jan Figel nos habla de la dimensión cultural del proyecto.

“Un enfoque múltiple implica la movilidad de los estudiantes, algo así como un programa Erasmus Mundus, la movilidad de profesores y de investigadores… Podemos llevar a cabo acciones concretas en el campo cultural”

Treinta y nueve países, de Finlandia a Siria, forman parte de la Unión para el Mediterráneo.