Última hora

China reconoce que varios embalses han sufrido daños por el terremoto del lunes y no descarta evacuaciones. Según medios locales, militares trabajan para reparar las peligrosas grietas que afectan a algunas presas de la región de Sichuan, a escasos kilómetros del epicentro del seísmo. Las autoridades, sin embargo, intentan tranquilizar a los habitantes de la zona.

Según el viceministro chino de Recursos Hídricos, la presa de Zipingpu tiene algún daño superficial y alguna grieta. “Puedo asegurar a la población que la situación global y la estructura de la presa son seguras”, ha dicho.

Una fuerte réplica ha sacudido hoy la ciudad de Yingxiu, epicentro del devastador terremoto de 7,9 grados del lunes. El sismo, el peor en más de tres décadas, ha dejado ya unos 15.000 muertos y miles de heridos y desaparecidos. Pekín ha destinado 16.000 efectivos más a las tareas de rescate, que se unen a los 100.000 militares y policías que trabajan contrarreloj para encontrar supervivientes.

Por primera vez, el Gobierno chino ha aceptado un equipo extranjero de rescate, procedente de Japón. Hoy, también, los bancos chinos se han comprometido a simplificar los trámites para recibir las donaciones destinadas a ayuda humanitaria.