Última hora

Última hora

Pocas esperanzas y más muertes en China

Leyendo ahora:

Pocas esperanzas y más muertes en China

Tamaño de texto Aa Aa

Según las últimas cifras oficiales, 22.069 personas han muerto en el terremoto que el pasado lunes sacudió el suroeste del país.

El presidente chino, Hu Jintao, ha constatado sobre el terreno la dificultad y la carrera contra el reloj que enfrentan los equipos de rescate. “La tarea es ardua y el tiempo apremia”, sentenciaba Hu desde Sichuán.

Cuatro días después del seísmo, se calcula que unas 14.000 personas permanecen bajo los escombros.

Unos 85.000 soldados y 40.000 paramilitares rastrean un radio de 100 kilómetros en torno al epicentro del temblor, con la esperanza de hallar supervivientes. Una esperanza cumplida en la localidad de Hanwag, donde se ha podido rescatar con vida a una niña que llevaba 80 horas atrapada.

El Gobierno chino ha abierto una investigación para responder a la pregunta de muchos ciudadanos: ¿por qué se derrumbaron tantas escuelas en el seísmo? Cerca de 7.000 tan sólo en la provincia de Sichuan. La mala calidad de los edificios, la falta de inversión en educación o la sombra de la corrupción en el sector de la construcción, son respuestas que muchos manejan.

Según la ONU, la difícil topografía y la extensión de la zona afectada, unos 100.000 kilómetros cuadrados, está dificultando el reparto de ayuda a los damnificados.