Última hora

Última hora

La línea dura del Gobierno Berlusconi se impone en su primer consejo de ministros

Leyendo ahora:

La línea dura del Gobierno Berlusconi se impone en su primer consejo de ministros

Tamaño de texto Aa Aa

Un encuentro trasladado simbólicamente a Nápoles, ciudad transformada en un vertedero en el que se acumulan 50.000 toneladas de basuras. La crisis cíclica de los desperdicios y la inmigración clandestina han centrado el consejo.

El primer ministro italiano ha nombrado un subsecretario de la Presidencia, encargado de los residuos, y ha anunciado la apertura de nuevos basureros y centros de incineración. “Las zonas previstas para la gestión y tratamiento de las basuras serán declaradas zonas de interés nacional y en consecuencias zonas militares”, anunciaba el primer ministro.

Inmigración y seguridad van de la mano en el Gobierno Berlusconi. Bajo la forma de proyecto de ley, la inmigración clandestina pasará a ser un delito con penas que van de los seis meses a los cuatro años de cárcel. “El derecho a no tener miedo es un derecho primario que un estado no puede garantizar a los ciudadanos, y por ello hemos activado una serie de medidas de aplicación inmediata”, explicaba Berlusconi.

La Unión Europea estudia con atención la batería de medidas aprobadas por el gobierno italiano en materia de inmigración. La presencia de la plana mayor del Gobierno en Nápoles ha provocado manifestaciones de diferente signo. En sus calles se ha podido leer el descontento, en pancartas contra el racismo, el paro o en defensa del medioambiente.