Última hora

Última hora

Mario Monicelli: "La lucha de clases sigue existiendo"

Leyendo ahora:

Mario Monicelli: "La lucha de clases sigue existiendo"

Tamaño de texto Aa Aa

Ha pasado los últimos 60 años contando las miserias de los italianos con la sonrisa. Algunas réplicas de sus películas se han convertido en frases de culto, incluso para quienes no conocen el nombre de su autor. Mario Monicelli, padre de la comedia a la italiana, acaba de cumplir 93 años. Pero el último grande del cine del Novecento, con dos leones de oro en su haber, mantiene intacta su mirada lúcida y feroz sobre la sociedad y la política de Italia. Monicelli ha recibido a EuroNews en su apartamento de Roma, donde vive desde hace más de 70 años.

EuroNews: Antes de las elecciones del 13 y 14 de abril firmó junto con otros intelectuales un documento de apoyo a la izquierda. Después, el voto ha eliminado del Parlamento a los partidos de izquierda. ¿Se considera un intelectual extraparlamentario?

Mario Monicelli: Bueno, digamos que al fin y al cabo, siempre lo he sido. Pero lo que ha ocurrido no ha sido una cosa completamente inesperada. Sí lo ha sido la forma en la que han sucedido las cosas, pero no ha sido completamente inesperado.

EuroNews: El nuevo ejecutivo Berlusconi tiene una orientación determinada sobre seguridad e inmigración clandestina. Se ha hablado de una política racista y xenófoba, ¿Son acusaciones excesivas?

Mario Monicelli: La verdad es que cuando un país, una sociedad está en crisis, está confusa y perdida y siempre encuentra un chivo expiatorio para compensar su propia desorientación. Y ahora de pronto se habla sin parar de los gitanos, de la inmigración, de la seguridad. Es una reacción natural. La sociedad está en crisis y está desorientada, eso es lo cierto.

EuroNews: La Liga Norte ha tenido un enorme éxito en las legislativas. En su spot electoral el partido de Umberto Bossi proponía: devolvamos a sus países a los vagos y a los delincuentes”. Pero hasta hace algunas décadas, ¿No éramos nosotros los vagos y los delincuentes?

Mario Monicelli: Sí, efectivamente, era así. Pero de esas cosas nos olvidamos rápidamente. Por otra parte, si miras la inmigración italiana en Estados Unidos, también a nosotros nos trataban así. Nos trataban como a delincuentes, como demuestran las condenas de Sacco y Vanzetti, por ejemplo. Éramos nosotros los chivos expiatorios de una determinada sociedad. Ya vé que en la historia se repiten continuamente los mismos esquemas. De todas formas el no sirvas a quién sirvió es algo inherente a la naturaleza humana.

EuroNews: La comedia a la italiana nació en 1958 con Rufufú. Ha pasado medio siglo. Ese tipo de cine, ¿Ha muerto o ha adoptado formas diferentes?

Mario Monicelli: No, pero, ¿Sabe? la comedia italiana no nació en el 48, ni de nuestro cine ni de una persona. Es algo que se hace en Italia desde siempre. Es una forma de representar nuestra verdad, nuestra sociedad, nuestros deseos, nuestra desesperación en un tono que mezcla lo cómico y la farsa con la miseria, la muerte, la enfermedad. Y eso es lo que representa la comedia del arte: personajes como Polichinela o Arlequín son sirvientes que intentan arreglárselas para escapar de la miseria y de los jefes que los maltratan.

EuroNews: Guardias y ladrones, película de 1951. Los protagonistas son Totò y Aldo Fabrizi. Un americano estafador y un guardia persiguen al ladrón. El guardia, Aldo Fabrizi, le dice al ladrón: detente, que éste es americano, ¿qué van a pensar de nosotros en el extranjero?. ¿Por quién nos toman ahora?

Mario Monicelli: Tenemos una imagen malísima, como siempre, con excepción del periodo en el que se hacían ese tipo de películas. En esa época, Italia estaba proyectando una nueva imagen en el extranjero . Era el boom económico, estábamos reconstruyendo el país tras largos años de dictadura, tras una guerra infame que perdimos. Íbamos en la buena dirección. Era un momento favorable para Italia. Y nuestras comedias asumían ese “tener cuidado con la imagen que se proyectaba del país”. Ahora, la imagen que proyectamos es tal que no tiene arreglo posible.

EuroNews: Los Compañeros. 1963. Marcello Mastroianni recorre Italia para difundir la cultura de los derechos de los trabajadores. Actualmente, algunos acusan a los sindicatos de ser todopoderosos. ¿Hay un denominador común entre el país de entonces y el de ahora?

Mario Monicelli: Sí. Sigue exisitendo la lucha de clases. Aunque ahora todo el mundo dice, empezando por el actual gobierno- que ya no existe. Sin embargo la lucha de clases sigue presente, se manifiesta menos pero sigue ahí. Aunque los trabajadores voten a la derecha, como parece que ha sido el caso con la Liga, que por otra parte, ni siquiera es un partido de derechas.

EuroNews: En 2004, el Festival de Cannes estuvo marcado por la presencia de Michael Moore. Hoy, el presidente del jurado, Sean Penn ha abierto el festival con una dura crítica contra Bush. ¿Cree que el festival es cada vez más político?

Mario Monicelli: Puede ser. No he visto las películas en competición. Pero por lo que se ha oído hasta ahora diría que sí. Sobre todo en lo que respecta a las películas italianas. El cine italiano, el importante, siempre ha tenido una orientación política. Puede que más que ningún otro cine.

EuroNews: ¿Cuál será el argumento de su próxima película?

Mario Monicelli: Ah, no….no habrá próxima película. Se acabó. Ya he hecho bastantes. He hecho 65, creo que es suficiente.